Skip to main content

Prueba

Prueba Kia ProCeed 2019 1.0 120 GT Line: 4 razones para comprarlo y 1 para pensarlo

prueba Kia Proceed 2019 1.0 120 GT LIne
Nota

8

El cambio de concepto que la compañía ha hecho con el coche de la prueba, el Kia ProCeed 1.0 120 GT Line, se podría catalogar como sorprendente. De una carrocería compacta de tres puertas ha pasado a una familiar tipo cupé. Esta 'mutación' te podrá parecer mejor o peor, recuerda que apenas se venden coches de tres puertas, pero lo que no me puedes negar es el atractivo del nuevo modelo. ¿Y es una buena opción de compra? Pues te voy a dar cuatro razones para adquirirlo y una para pensarlo.

No te pierdas: Todos los coches nuevos que llegan en 2019

Diseño

Es una de sus principales bazas. Me lo han confirmado las muchas miradas que se han clavado en él durante la semana que lo he estado probando. Y es normal, porque a su acertado frontal con sus afilados faros y su característica parrilla 'tiger nose', se suma una redondeada zaga con pilotos de nueva factura y un techo descendente. Pero en el Kia ProCeed hay más, pequeños detalles que muestran la atención que la compañía surcoreana ha tenido con su nuevo modelo. De entre todos ellos destacan dos: los Sharkblades, unas aletas de tiburón integradas en la base del pilar C, y la tercera luz de freno, de forma triangular e inspirada en los modelos de competición.

prueba Kia Proceed 2019 1.0 120 GT LIne

Interior de buena calidad

El Kia ProCeed 2019 1.0 120 GT Line de la prueba presume de buenos materiales y ajustes: plásticos blandos y gomosos repartidos por casi todo el habitáculo. Se suman las molduras cromadas, el volante el piel y el pedalier deportivo. También. algo que valoro mucho hoy en día: todas las funciones tienen su botón físico; nada de navegar por el menú para encender el climatizador, por ejemplo. ¡Bravo! Además, en el caso de nuestro coche de pruebas, como equipa el acabado GT Line, la tapicería combina dos materiales, tela y cuero, y, dos colores, negro y gris, que queda genial. Asimismo, los asientos son cómodos y sujetan bien el cuerpo. 

prueba Kia Proceed 2019 1.0 120 GT LIne

Comparativa: Kia Ceed/VW Golf/Opel Astra/Honda Civic/Renault Mégane

Maletero

Por la capacidad y por las soluciones que ofrece de serie, el hueco de carga de este Kia es una de sus características más destacadas. Cubica 594 litros, una cifra excelente en el segmento. Además, es bastante profundo, de formas regulares y tiene un doble fondo que está dividido en diferentes compartimentos. Adopta una estructura metálica para asegurar los bultos, una red y enganches, mientras que la boca de carga está situada cerca del suelo. 

prueba Kia Proceed 2019 1.0 120 GT LIne

Precio y equipamiento

El Kia ProCeed 2019 1.0 120 GT Line se puede adquirir desde 23.927 euros, una cifra ajustada para el coche que es, lo que ofrece y el complestísimo equipamiento de serie que incluye: llantas de aleación de 17 pulgadas, tapicería mixta, freno de estacionamiento eléctrico, cargador inalámbrico para móvil, cargador USB, arranque y apertura de puertas por botón, lunas semitintadas, faros y pilotos LED, sensor de luces, retrovisores exteriores plegables con intermitente, techo solar panorámico, climatizador bizona automático, control de crucero, volante y palanca de cambios en piel, retrovisor interior electrocrómico, navegador con pantalla de 8" y cámara marcha atrás, conexión Android Auto / Carplay y sistema de sonido JBL, entre otros. En lo que respecta a sistemas de seguridad está a la última, y todos ellos vienen también de serie: detección de fatiga del conductor, asistente dinámico para luces de carretera, detección de ángulo muerto, asistencia de mantenimiento de carril, control de presión de los neumáticos, advertencia de colisión frontal, reconocimiento límites de velocidad, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, sistema automático de asistencia al estacionamiento y sensor de lluvia. Súmale los 7 años de garantía y tienes un producto casi redondo.

VÍDEO: Kia Proceed, un familiar con la trasera del ¿Porsche Panamera?

Techo descendente

En este coche, estéticamente es una ventaja, sin duda, pero también puede restar centímetros en el espacio en altura reservada para los pasajeros de las plazas traseras. A pesar de equipar techo en pendiente, tres son los dedos que separan mi cabeza de rozar (mido 1,78 m), y eso que lleva techo panorámico, que casi siempre resta espacio. Por eso ahí no está el hándicap, sino en la visibilidad trasera, ya que la luna es pequeña. ¿Lo bueno? Que al dar marcha atrás no necesitaras visibilidad, puesto que tienes las cámara de visión posterior, que encima es de serie.

prueba Kia Proceed 2019 1.0 120 GT LIne

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Diseño exterior. Precio ajustado y equipamiento de serie muy completo.

Lo peor

Visibilidad trasera. Sonido del motor tricilíndrico cuando pasa de las 3.000 rpm.

Lecturas recomendadas