Skip to main content

Prueba

Coche eléctrico

Prueba Hyundai Kona EV: un SUV eléctrico que va como un tiro

Prueba Hyundai Kona Electric

Si no se te dispara por tu presupuesto, ¿serás tú el que vaya como un tiro a por él? Te contamos nuestra experiencia al volante.

Estábamos acostumbrados a que un coche eléctrico salga disparado cuando pegabas el primer pisotón de acelerador. Pero tras hacer la primera prueba del Hyundai Kona Electric, en versión 'gorda', uno prefiere empezar por poner en el disparadero a todo el que se plantee comprárselo: el coche va como un tiro, desde luego. Pero hay que tener un poco de cuidado en ciertas situaciones... u optar por la variante de acceso a este SUV enchufable -más barata y seguramente, más fácil de domesticar-. De momento, al nuevo modelo coreano le hemos hecho cientos de kilómetros por Noruega para contarte nuestras primeras impresiones.

Hyundai lleva años queriendo hacerse un hueco entre los grandes fabricantes que quieren ser una referencia en la movilidad 'eco'. Por eso, no sólo va incorporando al mercado diferentes modelos híbridos y eléctricos, sino que ha apostado claramente también por hacer coches de hidrógeno, como el Hyundai Nexo de pila de combustible que también hemos tenido la oportunidad de conducir estos días. 

Prueba del Hyundai Nexo: ¿tiene futuro en España la pila de combustible? 

Además, pretende hacerlo desde un nivel un poco más elevado (poco) que las marcas puramente generalistas, con creaciones de calidad, buenos acabados y unos diseños de lo más atractivos.  

No te pierdas, ¿es una buena compra el Kona eléctrico?

En este contexto, llega el Kona eléctrico, el B-SUV 'plug-in' con el que la firma coreana ha traspasado y con mucho la barrera de los 300 kilómetros de autonomía y que viene cargado de sistemas de confort y seguridad a finales del próximo mes de septiembre. 

Prueba Hyundai Kona Electric

Nada más acercarte, se percibe esa vuelta de tuerca respecto al Hyundai Kona de combustión. Por fuera, la parrilla delantera es novedad con las lógicas funciones de cerramiento -no es una rejilla de ventilación al uso- y la toma de corriente con la que se recarga.

204 CV de (¿demasiada?) potencia

El motor se puede elegir con una batería de 39,2 kWh y 136 CV o una de 64 kWh, que desarrolla 204 CV y es el que probamos aquí. El par motor en ambos casos se cifra en 395 Nm, lo que lo hace empujar y mucho, como buen eléctrico puro, desde bien abajo. Por cierto, que el Kona EV más potente se recarga en 9 h y 35 minutos, por las 6 horas y 10 minutos que tardas en el de acceso y 136 CV). 

Prueba Hyundai Kona Electric

Pulso la D de la botonería que uno encuentra a su derecha, en una consola en forma de 'puente' un poco elevado de nuevo cuño y el enseguida salgo como un cohete. ¡En efecto, qué aceleración! Y eso que estaba en modo Eco, y no en Sport (el Eco+ es para emergencias de carga de la batería). 

A punta de gas, el coche va progresando de una manera mucho más razobable, ya que este tipo de configuración en teoría es para satisfacer las necesidades de quienes valoran una conducción eficiente por encima de todo. Los ajustes son más que correctos y el equipamiento, bastante completo en seguridad y en confort. 

Todos los detalles del nuevo Hyundai Kona eléctrico

Durante el camino, el paisaje en torno a Oslo es de lo más variopinto y, tras abandonar la capital en la que este pequeño SUV se desenvuelve 'como pez en el fiordo', nos adentramos en carreteras secundarias en las que su rabia contenida bajo el capó te garantiza que nunca te vas a quedar escaso ante un adelantamiento o una rampa pronunciada. 

Prueba Hyundai Kona Electric

Esto es muy bueno... pero hay que podularlo, porque semejante caballaje puede acabar desbordándote a la hora de volver a tu mano (el coche tiende al balanceo en situaciones en las que se le exige mucho) y, a falta de hacerle prestaciones cuando lo tengamos en la redacción, parece que no destaca precisamente por tener una poderosa frenada. 

Es el momento de atravesar otros lugares de gran valor ecológico, adentrarse en algún camino de grava... o pararse a ver uno de los clásicos que abundan por esta zona en verano. Pues bien: de nuevo, conviene tener en cuenta las prestaciones sobredimensionadas de este coche y tener cuidado también en las transiciones de buen asfalto a firme deslizante. Además, al tren delantero le falta en estas circunstancias algo de firmeza y aplomo -el tacto de la dirección también resulta algo artificial y, por tanto, poco predecible en estos momentos tan puntuales como importantes para una conducción 'aventurera'. 

De nuevo en carretera abierta, con autopistas de 80, 90 o 110 km/h de velocidad máxima permitida, el coche va sobre raíles, puedes practicar otra vez una conducción exquisita y ahorradora... y disfrutar del confort de marcha que ofrece el nuevo Hyundai Kona Electric. Eso sí, si ni en los países nórdicos ni en España quieres líos (su velocidad máxima es de 167 km/h), no apartes la vista del velocímetro -la proyección de este dato sobre el parabrisas en el 'head up display' es muy útil- o conecta otra vez el control de crucero.  

Levas para recargar la batería

Llega el momento de usar las levas para graduar la retención del freno motor regenerativo (también se puede recargar la batería con cada frenada) en cuatro niveles (de 0 a 3), algo con lo que puedes ir jugando en tiempo real. Como sucede en el Nexo, el nivel máximo (3) no llega a evitar pisar el freno para detener el vehículo totalmente (el derecho no es un pedal de aceleración inteligente), pero sí que es cómodo adaptarse a las características de cada uno de los niveles.

Sigo haciendo kilómetros y combino el asistente de cambio involuntario de carril con el control de crucero adaptativo... Todo funciona de forma fluida, confortable... ¡Así da gusto viajar!

Según el nuevo protocolo de medición que entra en septiembre, la De este modo, el Kona eléctrico de 136 CV prevé un rango de autonomía de hasta 300 kilómetros, mientras que el Kona de 204 CV llega hasta los 470 kilómetros, según el nuevo sistema homologado de medición WLTP. De momento, en este segundo caso, a plena carga, nuestra unidad de pruevas marcaba 363 km estimados de 'alcance'...

Precios y disponibilidad

El coche que ves en esta primera prueba, el Hyundai Kona EV, es un SUV eléctrico que llegará en septiembre de 2018. El precio del Kona eléctrico arrancará en los 36.300 euros (en acabado Tecno, con 64 kWh e incluida ya una promoción de 5.500 euros de descuento). Por encima, el Kona EV Style y el Kona EV Style 2C (39.100 y 39.750 euros, respectivamente). 

Por debajo de estos, el Hyundai Kona EV Tecno de 39,2 kWh (el único con 136 CV que hay anunciado) costará 33.300 euros -con la campaña de promoción también aplicada-. 

 

 

 

Conclusión

Lo mejor

Diseño, autonomía, aceleración, tiempo mínimo de recarga.

Lo peor

Chasis justo para sus prestaciones, tren delantero, precio.

Lecturas recomendadas