Prueba

Dacia Lodgy dCi 110: barato y… ¿algo más?

David López

26/06/2012 - 09:19

El Dacia Lodgy dCi 110 llega con la vitola de monovolumen más económico del mercado. Un argumento importante, al que suma un interior amplio y el motor turbodiésel dCi 110, que se muestra muy eficiente.

Una de las principales características del Dacia Lodgy dCi 110 es su amplitud interior, ya que cuenta con una segunda fila de asientos en la que sobra espacio tanto a lo ancho como a lo alto (quizás no va tan holgado en el hueco para las rodillas, pero aun así cumple con nota). Incluso en la tercera hilera (cuesta 500 euros) es bastante amplio. Además, estas dos plazas adicionales no te obligan a viajar en una posición forzada como ocurre en otros modelos de la competencia. Las piernas no van demasiado dobladas y hay hueco para colocar los pies de forma natural. Otro punto importante a valorar en este Dacia es la modularidad.

Pero en esto, la verdad, el nuevo Dacia Lodgy no llega tan bien preparado. No cuenta con butacas individuales ni en la segunda ni en la tercera fila y los mecanismos de plegado de los asientos son algo rudimentarios y poco prácticos en el día a día. Al menos, los respaldos se abaten por separado: 50/50 en la tercera fila y 60/40 en la segunda. Conviene aclarar que la última línea de asientos se puede retirar por completo, pero es muy pesada y ocupa muchísimo, lo cual obliga a hacer un esfuerzo extra y a tener un lugar donde guardarla mientras no está en uso. Es en estas cosas donde se nota que han ahorrado. Está claro que un coche no es barato porque sí.

También noto que han escatimado en detalles como el cuentavueltas, que no marca dónde empieza la zona roja y llega hasta 7.000 rpm, lo cual me hace pensar que usan el mismo para los diésel y para los gasolina. Además, el volante solo se regula en altura, los elevalunas eléctricos (solo el más alto de gama monta los cuatro de serie) no son automáticos y prescinde hasta del cubreequipajes enrollable, que es un extra de 100 euros. Los acabados también podrían ser mejores, porque detecto piezas con más holgura de la deseada y algunos plásticos con rebabas. Pese a todo, he de reconocer que el aspecto general de este Lodgy dCi 110 con decoración interior bicolor es bueno.

En cuanto al equipamiento, no te debes dejar engañar por la sorprendente pantalla táctil de siete pulgadas del coche de prueba, porque no es de serie (cuesta 425 euros). En cambio, cuenta con sistema de ayuda al aparcamiento (201 euros) y limitador de velocidad (el control de crucero no se ofrece ni como opción), además de volante multifunción de serie.

Vistos los aspectos prácticos del Dacia Lodgy dCi 110, es el momento de contarte cómo se comporta el nuevo modelo del fabricante rumano sobre el asfalto. Tengo que confesar que me ha gustado su respuesta, porque es noble y en zonas de curvas se muestra muy solvente. Quizás algo subvirador si te pasas de la cuenta, pero con un tacto de dirección y cambio correctos. Eso sí, deberían de prestar algo más de atención al aislamiento acústico, porque la rumorosidad es un poco elevada cuando subo la velocidad. Esta unidad monta un motor turbodiésel de 110 CV (de origen Renault), cuya respuesta a bajas revoluciones es un tanto perezosa y, por tanto, te obliga a bajar de marcha en algunas ocasiones para no quedarte demasiado parado.

El Dacia Lodgy está disponible desde 9.900 euros, pero si quieres un dCi 110 Laureate tan equipado como este, deberás pagar casi 16.000 euros. Sigue siendo un precio muy competitivo, pero ya no es tan atractivo como parecía en un principio. Aunque mejor que uno de sus posibles rivales: el Renault Scenic.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre Dacia

Dacia Lodgy Lodgy

Acabados de Dacia Lodgy 2012 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Dacia Lodgy

Buscador de coches