Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba Cupra Ateca Limited Edition, a fondo sobre nieve

Prueba Cupra Ateca Limited Edition
Nota

9

300 CV y la tracción 4Drive preparados para la nieve

La misión de esta prueba del Cupra Ateca Limited Edition era demostrar de lo que era capaz sobre nieve. Ni más ni menos. Un reto ambicioso, porque todos sabemos lo bien que transmite la potencia al suelo en condiciones de asfalto seco, pero hacerlo sobre un manto blanco totalmente resbaladizo era una incógnita.

Para ello, la marca Cupra me había llevado hasta los Alpes suizos, más concretamente a Davos, para realizar una serie de pruebas donde probar la tracción 4Drive y todas sus prestaciones. Conduzco hacia el puerto de Flüela Pass, a 2.350 metros de altitud. Poca broma.

VÍDEO: El Cupra Ateca, derrapando sobre la nieve


Son muchos los que se preguntan cómo se comporta un SUV de estas características fuera del asfalto, ¿verdad? Pues estaba a punto de comprobarlo. 

Cupra Ateca Limited Edition en nieve, 300 CV y mucha exclusividad

Antes de ponerme manos a la obra, te recuerdo sobre la marcha las características de este Cupra Ateca Limited Edition: motor turbo de 2,0 litros y 300 CV entre 5.300 y 6.500 rpm, con un par máximo de 400 Nm, disponible entre las 2.000 y 5.200 rpm. ¿Prestaciones? Alcanza una velocidad máxima de 247 km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,9 segundos. ¡Menos de cinco segundos! Palabras mayores. 

Te puede interesar: Cupra Ateca 2020: cazado Nürburgring

Lo bueno es que semejantes cifras están avaladas por el eficaz funcionamiento de la caja de cambios DSG de siete velocidades y doble embrague que viene de serie. ¿La guinda? La función Launch Control, que mejora significativamente la aceleración desde parado. 

Prueba Cupra Ateca Limited Edition

De todas formas, todo este tiempo te he estado hablando del Cupra Ateca Limited Edition. ¿Que supone ese apellido? Te respondo: más exclusividad. Es una edición limitada a 1.999 unidades (de las que 350 llegarán a España) que añade unas mejoras como por ejemplo un mayor ancho de vías, unas llantas de 20 pulgadas, discos de freno delanteros ventilados y perforados con pinzas de mayor tamaño firmadas por Brembo y un paquete exterior de fibra de carbono que le da un aspecto muy racing y exclusivo. Por si fuera poco, el sistema de escape Akrapovic viene también de serie en esta versión.

La clave: la tracción 4Drive

Pero en condiciones de muy baja adherencia como estas hay que hablar de la tracción: el sistema 4Drive es el que va a velar por el guiado, la capacidad de aceleración y la respuesta general de este Cupra Ateca Limited Edition. ¿Cómo funciona? El sistema es capaz de analizar en tiempo real las condiciones de grip, la velocidad, el ángulo de giro del volante, y el estilo de conducción, para enviar par rápidamente a la rueda o ruedas más adecuadas en cada instante. Funciona con todos los modos de conducción disponibles (Confort, Sport, Individual, Nieve, Off-Road y, por supuesto, el modo Cupra).

Esto te va a molar: Prueba del Cupra Ateca Limited Edition: la fórmula de la exclusividad

El corazón de este sistema es un embrague multidisco bañado en aceite, con un pistón de accionamiento hidráulico que gestiona la presión requerida entre los embragues distribuir la fuerza entre la parte delantera y trasera (50-50%) e incluso puede, de manera puntual, enviar toda la fuerza del motor al eje posterior. Asimismo, el 4Drive contempla variaciones del reparto de par entre las ruedas de un lado y del otro.

Prueba Cupra Ateca Limited Edition

Prueba Cupra Ateca Limited Edition

Y una vez que te he contado cómo es este Cupra Ateca, me pongo manos a la obra. Primera prueba: desde el hostal Zum Tschuggen, a 1.920 m, hay un acceso exclusivo al puerto de montaña que la marca española ha cortado para la ocasión: 6 km de carretera con múltiples giros y curvas cerradas y un desnivel de hasta un 12 %. Desconecto el ESP y elijo el modo Cupra. ¡Hay que divertirse! Acelero a fondo y las ruedas de invierno luchan por no perder la batalla pero es imposible. Derrapo y la trasera se mueve, pero salgo hacia delante con una gran velocidad hasta la primera curva. Hay que dosificar la frenada: esto está muy resbaladizo. Poco a poco voy subiendo metros y la tracción 4Drive me lo está poniendo muy fácil, Jugar con la trasera a la salida de las curvas es un juego de niños. Un pequeño contravolante a la dirección hace que todo se quede en su sitio y pueda seguir acelerando. 

Para que lo tengas en cuenta: Los tres peores rivales del Cupra Ateca

Pero esto no es todo... Una vez abajo, una pista de hielo tiene pintado un slalom para jugar con los pesos. Aquí no hay que frenar, simplemente dosificar el acelerador y hacer que la tracción haga el resto. Tampoco girar mucho el volante: pequeños giros de la dirección hacen que los pesos cambien y ayuda a girar y pasar rozando los conos, pero sin tirarlos. La guinda de esta Prueba Cupra Ateca Limited Edition la pone un recorrido off-road en una cantera abandonada, con desniveles de hasta un 20% y bajadas de hasta un 30%, donde nuevamente pongo al límite las prestaciones de este Cupra Ateca.

Prueba Cupra Ateca Limited Edition

¿Conclusión? El SUV deportivo de Cupra es todo un especialista en dinamismo sobre asfalto seco, pero ha demostrado que la nieve también se le da bien siempre que vaya calzado con unos buenos neumáticos de invierno que ofrezcan garantías para trasladar toda su potencia al suelo.

Conclusión

Lo mejor

Prestaciones del motor, tacto de la dirección y rapidez del cambio

Lo peor

Tiene un diseño poco innovador y un precio elevado

Y además