Logo Autobild.es

Prueba del Bugatti Chiron Pur Sport: ahora sí, carne de circuito

El Bugatti Chiron Pur Sport es el culmen de la deportividad. Y lo hemos comprobado en el circuito. Como edición especial limitada a 60 copias, ya solo el diseño en la parte delantera, trasera y laterales es un verdadero espectáculo. Pero fuerza radica en su excelente dinámica de conducción.

Un frontal bajo con un gran divisor frontal, potentes entradas de aire, una llamativa ventilación en los pasos de rueda, un difusor extendido y un alerón trasero fijo con una luz corrida de 1,90 metros garantizan una carga aerodinámica significativamente mayor en este Bugatti Chiron vitaminado. 

Dieta estricta

Además, los ingenieros han minimizado el peso del nuevo hiperdeportivo de Bugatti en 50 kilogramos, especialmente en las llantas y el escape.

Interior Chiron

El chasis ha sido ampliamente modificado, y ahora se diría que el Chiron Pur Sport anhela las curvas y traslada al conductor el mayor éxtasis automovilístico imaginable.

Hay una caída más negativa, suspensiones más duras y rodamientos específicos, así como neumáticos de carreras especiales que proporcionan más aceleración lateral y más agarre en curvas rápidas

Morros del Chiron Pur Sport

Esto también se puede sentir en las bajas temperaturas de la pista sin ningún problema, cuando este deportivo de casi 3,5 millones de euros sale disparado desde la horquilla hacia la tribuna de Mercedes, y apenas subvira sobre las gomas mojadas y gira hacia el Motodrom con aullando de placer (¿o es rabia?) por los enormes escapes. 

Bajo el capó

El motor W16 de ocho litros con unos abrumadores 1.500 CV y 1.600 Nm gira 200 revoluciones más en el Pur Sport y ahora alcanza su potencia nominal entre 6.700 y 6.900 vueltas.

Zaga del Chiron Pur Sport

Al mismo tiempo, la transmisión de doble embrague se ha acortado en un 15% para que pueda llegar a 100 km/h en 2,3 en lugar de 2,4 segundos. De 0 a 200 km/h, el Pur Sport le quita seis décimas al Chiron estándar, cubriéndolo en unos ridículos 5,5 segundos. Y en sexta marcha, este tracción a las cuatro ruedas de dos toneladas acelera de 60 a 120 km/h en 3,4 segundos en lugar de los 7,4 segundos del modelo “normal”, una diferencia gigantesca.

Volante del Chiron Pur Sport

Sin embargo, a diferencia de sus modelos hermanos, el Chiron Pur Sport alcanza "solo" los 350 km/h de punta, lo que significa que el automóvil es aún más ágil y manejable en circuito. 

El nuevo programa de conducción ESC Sport +, que permite más deslizamientos y derrapes controlados con un mayor ángulo de ataque, se puede controlar mediante un control giratorio en el volante.

¿Y fuera del circuito?

Lateral del Chiron Pur Sport

Por supuesto, el Bugatti Chiron Pur Sport también puede brillar en la autopista y mantener a los espectadores con la boca abierta en el centro de la ciudad, pero esta máquina de conducción quiere estar en una pista de carreras o en una carretera de montaña sinuosa… y a ser posible, cerrada al tráfico. 

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Superdeportivos

Valoración

Nota9

El Bugatti Chiron Pur Sport es el culmen de la deportividad. Y ya lo hemos comprobado en el circuito, al volante de una de las 60 unidades limitadas

Lo mejor

Ser tan eficaz en un circuito... ¡con 1.500 CV bajo el capó!

Lo peor

Lo habitual en el Chiron: consumo y precio estratosféricos, pero a sus clientes no les quita el sueño