Skip to main content

Prueba

Prueba: BMW Z4 M40i. ¿El roadster definitivo?

Prueba del BMW M40i
Nota

9

Como todos los fabricantes, BMW está entre la reducción de costes y las restricciones medioambientales. Por suerte, aún queda hueco para hacer honor a su eslogan "¿te gusta conducir?", así lo demuestran modelos como el BMW Z4 2019. Nosotros ya nos hemos puesto al volante de la última generación, en su variante más potente, para contarte si hace honor a su lema. Esta es la prueba del BMW Z4 M40i.

No te pierdas: Novedades 2019

El hecho de que mantenga un seis cilindros en línea ya es una declaración de intenciones, en lo que a experiencias de conducción se refiere. Y el techo metálico de la anterior generación, tan criticado por los puristas, ya es parte del pasado. El G20 luce una bonita y clásica capota de lona, que solo tarda 10 segundos en plegarse para dejar el cockpit a la vista y convertir este coche en un solarium rodante. Donde antes había plásticos duros que en ocasiones reflejaban demasiado el sol, ahora son inserciones de metal las que brillan, y el protagonismo lo cobran dos grandes pantallas de 10,25 pulgadas.

No te pierdas: Nuestra prueba anterior del BMW Z4

Todo se ve ordenado, con unos acabados de altura y orientado al conductor. En esta prueba del BMW Z4 M40i podemos dar fe de que los asientos de cuero de serie sientan como una segunda piel, y entre tú y el asfalto apenas os separa un palmo de distancia. También se ha puesto al día en conectividad, aunque no es tan importante para nosotros como el botón de encendido, situado junto a la palanca del cambio.

Cuando lo pulsas, despiertas a la joya que se esconde bajo el capó, el motor B58, un seis cilindros turboalimentado de 340 CV y 500 Nm, que también conocemos del 540i. En combinación con el cambio automático ZF de ocho velocidades, que se basa aún en un clásico convertidor de par, trabaja en un nivel de armonía junto con el motor que apenas tiene competencia hoy en día.

Si aprietas el botón Sport Plus y deslizas la palanca en la posición S, desactivas el control de tracción y pisas con los dos pies ambos pedales fuertemente, sentirás esta virguería mecánica en toda su intensidad: el launch control se regula con limpieza en 2.000 vueltas, para salir catapultado sin apenas deslizamiento, siempre en el límite del grip. Esta es una de las cosas que más nos han sorprendido en esta prueba del BMW Z4 M40i.

VÍDEO: BMW Z4 2019 a fondo

Los 4,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h que da la marca los alcanza nuestro coche de prueba con la misma relajación con que llega a la marca de 200, en solo 16,5 segundos. En ningún momento da señales de sentirse lo más mínimamente forzado. El sonido cautiva con su rugido contundente, muy deportivo y siempre presente, pero nunca excesivo. Es, sencillamente, perfecto.

Frenadas impresionantes

Pero más aún que la aceleración nos ha sorprendido en esta prueba del BMW Z4 M40i la capacidad de detención: pasa de 100 km/h a 0 en solo 32,6 metros. Un dato que difícilmente se puede mejorar. Hay que reconocer que han tenido mucho que ver sus enormes Michelin Pilot Super Sport con dimensiones de 255 delante y 275 detrás, que pegan a este BMW al asfalto con uñas y dientes.

Prueba del BMW M40i

En combinación con el chasis adaptativo, el coche se muestra aplomado en todas las condiciones, e incluso a velocidades muy elevadas mantiene la línea recta con increíble relajación. En curvas, el diferencial M reparte la fuerza de forma elegante, casi sin que te des cuenta, entre las ruedas delanteras y traseras. Y es que la electrónica apenas se hace notar, pero trabaja con tal perfección que incluso quien no tenga manos muy duchas se sentirá como un piloto consumado.

Y para terminar...

Prueba del BMW M40i

Solo tenemos un par de (leves) críticas para terminar la prueba del BMW Z4 M40i: la dirección es muy precisa, pero echo de menos que sea más comunicativa. Y esa idea de que el cuentavueltas vaya en la dirección opuesta a las agujas del reloj y el velocímetro... Definitivamente, no termino de acostumbrarme.

¿Cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Diseño, motor, aceleración, comportamiento en curvas, frenada

Lo peor

Definitivamente, no nos gusta que el cuentavueltas vaya al revés

Datos técnicos de

BMW Z4 2017 M40i

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    2.998 cc

  • Par motor

    500 Nm /1.600 rpm

  • Potencia

    340 cv /5.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    4,6 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    9,2/5,9/7,1 l/100km

  • Precio

    75.365

  • Garantía

    3 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de BMW Z4 Todo sobre BMW Z4

Y además