Skip to main content

Prueba

Prueba BMW 420d Coupé, entre el 3 y el 5

Prueba BMW Serie 4
Nota

8

Nunca hay un BMW de más...

Toca hacer la prueba del BMW 420d Coupe. pero antes te pongo en contexto. BMW tiene una larga tradición con los coupés de tamaño medio. El primer Serie 3 (E21) era una berlina de dos puertas (igual sucedía con algunas carrocerías del E30) y la denominación Coupé no se utilizó hasta 1991 con el Serie 3 E36. Es decir, los bávaros llevan 42 años haciendo este tipo de coches de dos puertas y, si somos estrictos, 26 utilizando la palabra "coupé" en sus berlinas. Ahora, el segmento de los deportivos medios está un poco de capa caída. Los culpables son los SUV, acaparan todo el protagonismo y las ventas, pero lo cierto es que durante muchos años estos coupés de dos puertas eran los automóviles que más pasiones levantaban. 

Prueba BMW Serie 4

Tengo un especial cariño a los BMW Serie 3 (ahora Serie 4) con carrocería Coupé. Uno de mis primeros coches fue un E36 Coupé, en casa hay un E46 Coupé y he hecho muchísimos kilómetros en los E92. Así que esta prueba de la generación actual (F32), después de un pequeño lavado de cara, va a estar cargada de recuerdos. Porque, aunque los modelos cambian, BMW siempre ha logrado que sus productos tengan una personalidad única y un tacto de conducción muy personal que hacen que disfrutes mucho a sus mandos.

Echamos de menos a los seis cilindros, pero...

Si hace dos generaciones los diésel que más atención creaban eran los seis cilindros (¿recuerdas al 330d?), ahora la lógica se impone y lo más sensato es comprar un motor de gasóleo de cuatro cilindros, siempre que seas un conductor que hace muchos kilómetros al año. ¡No te olvides de los propulsores de gasolina! Lo cierto es que el actual motor B47D20 con 190 CV a 4.000 rpm ofrece casi el mismo rendimiento que el bloque M57D30 con 204 CV que llevaba el BMW 330d Coupé E46. Además, con una importante diferencia: el consumo medio homologado era de 6,6 l/100 km, frente a los solo 4,2 litros que anuncia el modelo que estoy probando. El propulsor de cuatro cilindros del 420d es tan suave como el antiguo de seis, su rumorosidad es muy baja y solo puedo criticar que no tenga un sonido tan bonito y deportivo como su carrocería. Además, la mecánica diésel de seis cilindros sonaba a poder, a energía... y esta de cuatro tiene el triste sonido de un taxi.  

Pero estoy seguro de que se te olvidará cuando cierres la ventanilla y percibas lo bien aislado que está el habitáculo. Además, comprobarás la contundencia que tiene: es capaz de recuperar de 80 a 120 km/h en tan solo 7,5 segundos. ¡Me gusta llevar este coche! A los pocos kilómetros logra sacar el conductor pasional que llevo dentro. Consigue que disfrute las curvas y que sienta la carretera. El coche que suelo utilizar a diario no me provoca estos efectos. Me lleva, me trae, gasta poco gasoil, pero no me dice nada. 

Prueba BMW 420d Coupé, ¿más caro que Audi y Mercedes?

Hablando de sensaciones, es curioso comprobar cómo unos pequeños cambios producen una estética mucho más actual en una carrocería. El BMW Serie 4 se ha actualizado a principios de este año y estrena nuevos paragolpes y unos faros delanteros con tecnología LED que sustituyen a los antiguos de xenón. Los pilotos traseros también son LED ¿Resultado? Una imagen mucho más moderna, atractiva y deportiva que, combinada con el color Snapper Rocks Blue (1.013 euros), hace que este coche atraiga muchas miradas, sobre todo si viene equipado con el acabado M Sport (5.500 euros).

Prueba BMW Serie 4

Después de una semana de pruebas, tengo que decirte que me ha gustado mucho el 420d Coupé. ¿Me lo compro? Me vendría fenomenal para viajar. Y lo cierto es que no me importaría. Pero cuando he visto la cantidad de dinero que tengo que dedicarle a este coche (desde 44.700 euros), creo que me lo voy a pensar mejor. Para ser justos, hay que aclarar que tiene un precio similar al de un Audi A5 Coupé 2.0 TDI con 190 CV (43.300 euros) y resulta más barato que un Mercedes Clase C 250d Coupé (49.725 euros). Eso sí, luego están las costosas opciones para dejarlo bonito...

Conclusión

Lo mejor

Diseño, prestaciones y contenido consumo del motor 420d

Lo peor

Combinación de la rumorosidad diésel con la estética coupé

Lecturas recomendadas