Skip to main content

Práctico

Motor

Renault Kadjar o Kia Sportage, ¿cuál comprar?

renault-kadjar-o-kia-sportage_apertura
Dos SUV con muy buenos argumentos. Hoy, contestar a esta pregunta, va a ser muy, muy difícil.

Una pregunta complicada, porque son dos SUV muy similares, de marcas generalistas como Renault y Kia y de calidad contrastada. Renault Kadjar o Kia Sportage, ¿cuál comprar?

VÍDEO: Kia Sportage, diseño y deportividad con etiqueta ECO

Tamaños, pesos y capacidades

Para empezar, ambos tienen un longitud muy parecida, a pocos milímetros de los cuatro metros y medio. Pero aquí empiezan las diferencias, y más concretamente en la zona de carga, porque si bien el Renault Kadjar cuenta con unos buenos 472 litros que se pueden ampliar, abatiendo la segunda fila, hasta los 1.478; el Kia Sportage contraataca con 31 litros más: 503, que llegan hasta 1.492 con los asientos traseros tumbados.
Primer punto para el Kia…. seguimos.

renault-kadjar-o-kia-sportage_sportage_maletero
Maletero Kia Sportage
renault-kadjar-o-kia-sportage_kadjar_maletero
Maletero Renault Kadjar

Si atendemos al tamaño, el Sportage es ligeramente más grande en todas las cotas, pero sobre todo se desmarca en altura, con 3 cm más. Este mayor tamaño también influye en un mayor peso que, en sus versiones más sencillas se va a unos 50 kilos. Punto… para nadie, porque lo que ganamos en tamaño, lo perdemos en peso…

Cualidades offroad

Ninguno de los dos es un todoterreno, pero como buenos SUV, se les presuponen ciertas cualidades para salir del asfalto. Y si atendemos solo a una cota fundamental, la distancia libre al suelo, las tornas se cambian respecto al tema del maletero y es el Kadjar el que toma la delantera gracias a sus 20 cm de altura libre, 3 más que el coreano. Punto para el francés. 
Por lo menos, ambos tienen versiones 4x4, lo que será de agradecer para los más aventureros.

Dinámica

Ambos son coches cómodos, no muy dados a ‘curvear’, pero dentro de esto, el Kadjar es algo más confortable en un viaje. Y es que su suspensión trata con más mimo a los ocupantes, lo que se puede volver en contra cuando afrontes virajes a alta velocidad.

El Kia se muestra más duro en cualquier circunstancia, y no trata tan bien a los pasajeros, aunque evidentemente, y si el asfalto es bueno, se puede llegar a sentir más aplomado y dar más confianza al conductor gracias a esta suspensión más firme y a una dirección más directa y que transmite mejor lo que pasa bajo las ruedas que la del Renault.

Mecánicas y garantías

Comenzamos viendo la oferta mecánica del Renault Kadjar: cuenta con cuatro motores, dos diésel de 115 y 150 CV y dos gasolina de 140 y 160 CV. La tracción 4x4 solo se puede elegir con el diésel más potente. Pero a nuestro juicio hay un fallo en la gama: se puede elegir la caja automática EDC de 7 velocidades con todos los motores menos, precisamente, con ese diésel más potente que hemos comentado.

renault-kadjar-o-kia-sportage_sportage_trasera
Kia Sportage

Respecto al Kia Sportage, la oferta y combinación de mecánicas y cajas de cambio es algo más completa. Pero, sobre todo, la gran diferencia está en que el coreano ya cuenta con la tecnología Mild Hybrid para sus motores diésel de 116 y 136 CV, por lo que puede lucir en el parabrisas la etiqueta ECO de la DGT y todas las ventajas que ello conlleva si vives en una gran ciudad.

Así funciona la tecnología diésel mild-hybrid, uno de los mejores secretos del KIA Sportage

Además, cuenta con versiones de gasolina de 132 y 177 CV. Solo las más potentes de ambos combustibles se pueden combinar con cambios automáticos también de 7 velocidades y tracción 4x4.

También hay que decir que en 2021 llegarán las versiones híbridas e híbridas enchufables del Kadjar, así que si te quieres esperar...

renault-kadjar-o-kia-sportage_kadjar_cockpit
Cockpit Renault Kadjar
renault-kadjar-o-kia-sportage_sportage_cockpit
Cockpit Kia Sportage

Por todo esto, el Sportage resulta más interesante. Pero es que, lo que viene a continuación, es quizá su principal argumento de compra frente al francés… la garantía.

Y es que Kia continúa ofreciendo nada menos que 7 años de garantía y continúa siendo el fabricante que garantiza durante más tiempo su vehículo. Renault, sin embargo, también continúa ofreciendo los dos años básicos que, por ley, todo fabricante debe dar. Super punto para Kia…

Precios

Hasta aquí yo creo que ya nos hemos hecho una idea todos de por dónde pueden ir los tiros a la hora de elegir entre estos dos SUV.Pero falta un requisito a analizar fundamental: el precio.

Comenzamos esta vez por el Kia Sportage que, en su acabado básico Concept y con el motor de gasolina 1.6 de 132 CV, cuesta 24.700 euros, aunque en su página web cuenta con un descuento de 6.500 euros, por lo que su precio ‘real’ se queda en 18.200 euros. Si nos vamos a la versión más cara, correspondería al acabado GT Line Xtreme, con motor diésel híbrido de 48V, con 136 CV, cambio automático 7DCT y tracción 4WD, que sale por 40.350 euros sin descuento. Con él aplicado, sale por 34.060 euros.

renault-kadjar-o-kia-sportage_sportage_frontal
Kia Sportage

Respecto al Renault Kadjar, la gama comienza con su acabado Life y el motor de gasolina TCe de 140 CV, que sale por 17.473 euros con descuentos y financiación incluida, algo más de 21.000 euros sin los descuentos, por lo que sale más barato que el Sportage

Si giramos la vista hacia la opción más completa, tendríamos que elegir el acabado Black Edition y el motor Blue dCi de 150 CV, con tracción 4x4 y, eso sí, sin cambio automático. Sale por 29.774 euros con los descuentos, más de 34.000 sin ellos, lo que significa un precio bastante más asequible que el Kia. 

renault-kadjar-o-kia-sportage_kadjar_frontal
Renault Kadjar

¿Quién dijo que los Kia eran baratos? Eso sería hace muchos años… Aunque también es verdad que la calidad y fiabilidad de los modelos coreanos de ahora tampoco son las de antaño. 

Resumen

Dicho todo esto, la decisión o, mejor dicho en este caso, la pelota, está en tu tejado… Porque con tantas cosas a valorar, para ti puede que alguno de los apartados que hemos visto tenga mucho más peso específico.

Por ejemplo, si vives en una gran ciudad y quieres acceder al centro, la etiqueta ECO puede ser fundamental y con eso ya tendrías tu elección.Si por el contrario, te gusta el confort a bordo, el francés debería estar en tu garaje. Una difícil elección. No, no me gustaría estar en tu pellejo…
 

Y además