Skip to main content

Práctico

Motor

La multa que la DGT te puede poner cuando abres la puerta del coche

Multa que la DGT te puede poner cuando abres la puerta de tu coche
Getty Images

Aunque parezca mentira, pocas cosas hay tan peligrosas en torno a los coches como los despistes. Y estos se pueden manifestar de mil y una formas diferentes. En ocasiones se dan, precisamente, cuando la tensión de la conducción disminuye y uno se relaja, así que aquí te traemos hoy el enésimo ejemplo: esta es la multa que la DGT te puede poner cuando abres la puerta del coche sin mirar. 

Ponte en situación. Has hecho unos cuantos kilómetros prestando toda la atención posible a la carretera, a cada esquina luego de tu municipio, no te has saltado un sólo semáforo, has cedido el paso a todo el que cruzaba en un paso de peatones, has adelantado con las máximas precauciones legales y de sentido común. Pero justo cuando has apagado el motor y te dispones a salir... ¡crash!

VIDEO

VÍDEO: ¡Vaya caos! Golpea su Cayenne contra un coche y luego destroza la puerta

Ya estabas confiado, pensando en cualquier otra cosa, mirando qué te habías perdido en el móvil durante el trayecto... Pero, por el motivo que sea, al abrir la puerta para bajarte, has olvidado hacer una operación tan rutinaria y necesaria que, por descuido, ha dado al traste con toda la prudencia demostrada el resto del día: por no mirar antes de abrir la puerta, otro vehículo ha colisionado con ella

Pasa demasiadas veces, tanto en el lado del conductor o del pasajero (que están provistos de retrovisores) como en las plazas traseras. Y en ambos casos, la Dirección General de Tráfico (DGT) plantea una sanción para esta irresponsable actitud debido al enorme peligro que supone para el resto de los usuarios de la vía. 

E incluso para uno mismo, ya que al eliminar el elemento de protección que supone una puerta al ser abierta, el vehículo propio se agitará violentamente por el choque, el marco será un espacio vulnerable por el que puede penetrar cualquier objeto a gran velocidad... Y tampoco es descartable que sea tu propia puerta, en caso de que tenga las bisagras al revés (foto inferior) y sea la que se cierre contra ti. 

prueba Mazda MX-30

En esta situación, las puertas 'tipo Lamborghini' (que se elevan hacia delante) o incluso las de 'alas de gaviota' (sólo ascienden) pueden ser algo más seguras por ocupar menos espacio a los lados cuando se proyectan respecto a la silueta del coche, pero, a pesar de la fiebre del tuning de hace algunos años, lo cierto es que están mucho menos extendidas en el mercado. 

Mucho más frecuentes son las puertas deslizantes o correderas (típicas de los vehículos comerciales o las furgonetas, las cámper...) cuya apertura imprudente tampoco hay que desdeñar, porque pueden sobresalir lo justo como para 'enganchar' a otro vehículo. Y si tampoco mira al apearse del primero quien utilice esa salida, podría igualmente provocar un frenazo, un volantazo o el propio atropello. 

mejores furgonetas camper por menos de 35.000 euros

Sea como fuere, para evitar cualquier situación de peligro, la multa que la DGT te puede poner cuando abres la puerta del coche sin las debidas precauciones asciende a 260 euros, aunque en principio no iría asociada a una pérdida de puntos del permiso de conducir. No obstante, te parezca onerosa o no la sanción, lo cierto es que deberías evitar enfrentarte a ella por tu seguridad y la de todos.  

¿Cómo? Si cuentas con un retrovisor, trata de que este no se pliegue antes de que salgas, o perderás toda la ventaja que te da. Y tanto si ya has echado un vistazo por el espejo como si no -porque carezcas de él-, quítate el cinturón para poder girarte completamente si es preciso, mira un par de veces más hacia atrás con tus propios ojos, acciona la manecilla, mira de nuevo y empuja la puerta si hay vía libre.  

Y además