Patrocinado por:

Práctico

Diez problemas que todo coche debería diagnosticar solo

Diez problemas que todo coche debería diagnosticar solo

Vicente Cano

04/16/2014 - 14:06

Gracias a la mejora de la tecnología y de los sensores hay muchos más de diez problemas que todo coche debería diagnosticar solo, aunque aquí tienes los que se pueden considerar más útiles o importantes.

Hay más de diez problemas que todo coche debería diagnosticar solo, o debería. Porque con la multiplicación de los sensores en cada uno de los sistemas y componentes del automóvil, la cantidad de datos que pueden llegar a manejar las unidades electrónicas de control (ECU) que hay para gestionar el motor o detrás del salpicadero es ingente. El problema no es la información, sino la comunicación: los interfaces hombre-máquina no han evolucionado al mismo ritmo que la tecnología y, aunque haya marcas que lo han resuelto con una pantalla táctil de 17 pulgadas como Tesla, aquí nos topamos con la reticencia de los fabricantes a compartir según qué cosas con quienes conducen sus coches.

Así, aunque podrían ser muchos más, hay al menos diez problemas que tu coche puede detectar solo sin necesidad de que lo lleves a un taller, ni siquiera pararte a mirar debajo del capó. Siguiendo la lista que proponen en Howstuffworks a este respecto, sin categorizar en importancia los fallos o averías, aquí tienes los que con la tecnología y sensores actuales resultan más fáciles y evidentes de denunciar. Muchos no son tan frecuentes y algunos

1. Aviso de cambio de aceite

En pleno siglo XXI, a lo más que llega la mayoría de los coches es a incluir una luz o testigo en el cuadro de mandos que, por los kilómetros recorridos desde el último cambio de aceite, te advierte de que se acerca el momento de una nueva sustitución. Eso sí, algunos vehículos –también se ofrecen kits instalables en el mercado- monitorizan el estado de su lubricante e, incluso, te pronostican cuándo te tocará cambiarlo de acuerdo a tu estilo de conducción. Algún modelo de BMW es capaz hasta de premarcar el número del taller para que les pidas una cita. Cuanta cortesía por su parte.

2. Testigo de presión de las ruedas

El funcionamiento del testigo de presión de las ruedas es muy simple, porque lo cierto es que la mayoría de los fabricantes no indican cuál es la presión exacta que tiene cada rueda. Con honrosas excepciones, como por ejemplo el nuevo Ssangyong Korando, que sí muestra cuánto aire lleva cada neumático al poco de arrancar el coche, la mayoría no hacen sino decirte que hay uno bajo de aire o varios.

3. Sensor de desgaste en los frenos

Avisar de que los freno ya están gastados (aquí puedes ver cómo cambiar las pastillas de freno) es uno de los problemas que todo coche debería diagnosticar solo. Acura –Honda en EEUU- y BMW ofrecen esta información en ese mercado, como anteriormente, con vistas a cautivar la mayor demanda posible.

4. Advertencia de saturación en el filtro de partículas

Seguro que hay más de un conductor que iba a pasar de él olímpicamente, pero es muy desagradable, contaminante y se puede multar un coche por exceso de emisiones de gases y partículas. En los coches diésel hay filtros para atrapar las partículas de hollín que se generan en una mala combustión, sobre todo al arrancar. Propongo que, en este caso se vaya un paso más allá, y pasado un tiempo con la luz encendida en el tablero, que el coche no arranque hasta que le cambien el filtro de partículas

5. Control de humedad en el habitáculo

No se trata solamente de bienestar abordo, controlar la humedad en el habitáculo del coche es importante para evitar que se empañen los cristales. Aquí puedes ver cómo cambiar los filtros de polen y luchar así contra la humedad en tu coche.

6. Tapón del combustible mal cerrado

A algún fabricante no se le ha ocurrido otra cosa que, entre los miles de cosas que puede querer decir la luz del cuadro check engine, una sea que el tapón del combustible está mal cerrado. Por supuesto, esto puede generar un susto de los gordos a más de uno. Así, ¿qué tal si incluimos un testigo solo para esto?

7. Nivel de los líquidos

Hay más de un conductor a quien le resulta incómodo revisar el nivel de los líquidos como el nivel de aceite o el anticongelante. Aunque echar un vistazo debajo del capó nunca estará de más, los sensores de nivel están lo bastante desarrollados como para poder fiarte de ellos y los instalan la mayoría de los coches, aunque no de manera exhaustiva.

8. Batería descargada

Con mal tiempo, en invierno sobre todo, la batería se descarga con facilidad. Si te pasa aquí puedes ver cómo cargar el coche con unas pinzas. Y no te digo nada si te dejas las luces encendidas. Algunos vehículos te avisan de que la batería está baja, pero de momento solo en BMW USA te llama una señorita para advertirte que apagues las luces de tu vehículo… que yo sepa.

9. Aviso de actos vandálicos

El día que podamos recibir toda clase de alertas y comunicarnos con los vehículos, no estaría de más que este pudiera avisarte de que alguien le está haciendo algo malo. De nuevo en EEUU, hay modelos de Acura que te avisan de que están sufriendo un robo y en España hay empresas que ofrecen este servicio de alerta de robo. La conversación hay que buscarla en otro sitio, no con tu coche en todo caso.

10. Alerta de gases en habitáculo

No es muy frecuente, pero especialmente si tu coche tiene bastantes años, puede colarse los gases de escape en el interior del habitáculo. Algunos modelos de Renault y Mercedes utilizan sensores para controlar la pureza del aire e, incluso perfumarlo, pero hay bastantes menos que te alerten de que te puedes caer desmayado al volante por hipoxia.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches