Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo vender tu coche

Cómo vender tu coche
  1. ¿Por cuánto puedo vender mi coche?
  2. Vender tu coche a un concesionario o a un compraventa
  3. Vender tu coche a un particular
  4. ¿Es obligatorio dar garantía al vender un coche entre particulares? 
  5. ¿Dónde puedo vender mi coche como chatarra?

“Ha llegado el momento de vender mi coche”. Independientemente de las razones que te han llevado a tomar esta decisión el objetivo es común a todos los que se encuentran en tu misma situación: recuperar la mayor parte de la inversión que hiciste en la compra. Te adelantamos que es un proceso arduo y por ello, desde AUTO BILD, te explicamos cómo vender tu coche para echarte una mano y facilitarte las cosas.

¿Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal?

Cuando tomas la determinación de vender el coche puedes situarte frente a dos escenarios. Por un lado puedes sacarle un último rédito negociando con un profesional (concesionario o compraventa) o con un particular. Y por otro existe la opción de achatarrarlo en un desguace porque su estado impide cualquier negocio. Vamos a analizar todas estas posibilidades, pero antes responderemos a una pregunta que, probablemente, ya te has formulado.

¿Por cuánto puedo vender mi coche?

Obviamente tú querrás sacar el mayor beneficio posible y el comprador pagar lo menos posible. La cifra nunca satisfará a ambas partes, pero debe ser lo más equilibrada posible.

Cómo vender tu coche

Para saber por cuánto puedes vender tu coche es necesario conocer dos conceptos. El primero de ellos es el valor venal, que es el precio máximo teórico que puede alcanzar en el mercado de segunda mano y que se puede calcular con las tablas del Ministerio de Hacienda. Tomando como base esta cifra hay que restar el porcentaje en función del tiempo que ha pasado desde su matriculación: 

  • Menos de un año: el valor venal es del 100%
  • Más de uno: 84%.
  • Más de dos: 67%.
  • Más de tres años: 56%.
  • Más de cuatro: 47%. 

El valor va menguando hasta llegar a los 12 años de antigüedad: a partir de ahí el valor venal se reduce a un 10%.

Vender tu coche: cinco consejos para hacerlo rápido y caro

El segundo concepto es el valor de mercado y para conocerlo sólo tienes que echar un vistazo al mercado de segunda mano. Busca modelos que tengan el mismo motor, una edad igual o parecida y un kilometraje similar para saber en qué franja de precios se mueve.

Otra opción paralela consiste en recurrir a los tasadores online, que calculan el precio de tu coche basándose en la antigüedad, kilometraje, marca y motor. Eso sí, ten en cuenta que esta valoración suele ser más alta que la real porque es una referencia que hay que corregir. O lo que es lo mismo: en ese precio influirá el estado del coche, el uso que se le ha dado, si ha sufrido algún accidente, si lo has equipado con extras que pueden aumentar (o disminuir) su valor…

Cómo vender tu coche

Vender tu coche a un concesionario o a un compraventa

Si necesitas vender tu coche de manera urgente, se trata de un modelo complicado o, simplemente, no quieres complicarte la vida, lo más recomendable es recurrir a un profesional para lo cual tienes varias opciones.

Si vas a comprar un coche nuevo, puedes entregar tu antiguo vehículo para beneficiarte de algún descuento en el precio. Ten en cuenta que para ello deberá cumplir algunos requisitos como, por ejemplo, que hayas sido su titular durante los últimos seis meses.

Si te decantas por un compraventa profesional no olvides que la clave de su negocio pasa por comprar barato para vender más caro: no en vano, las cantidades que te ofrecen las diferentes empresas pueden variar hasta en un 30%. Ármate de paciencia y acude (de forma virtual o presencial) a todas estas compañías para dar con la que te haga la mejor oferta. Y, por cierto, si tu coche tiene más de diez años puede que tengas que recurrir a la venta entre particulares: ten en cuenta que tienen que dar una garantía mínima de un año y con esas condiciones puede ser complicado.

Cómo vender tu coche

Vender tu coche a un particular

Es la fórmula que más beneficio te reportará, pero también es la que más implicación te exigirá: no sólo tienes que prepararte tú, debes acondicionar el coche para la venta, publicar un buen anuncio, negociar y cuando encuentres un comprador, llevar a cabo todo el papeleo. No te preocupes, te vamos a mostrar cómo hacerlo.

Prepara tu coche para la venta

Antes de poner el coche a la venta tienes que hacer una pequeña inversión de tiempo y de dinero: si tienes un taller de confianza hazle una revisión general y límpialo a fondo. Ponte en la piel del comprador y piensa como lo haría esa persona: llamará más su atención un vehículo limpio y que no tenga gastos iniciales que uno que dé pistas sobre su descuido.

Cómo vender tu coche

El anuncio

Llega el momento de mostrar al mundo las virtudes de tu coche y para ello lo más recomendable es publicar un anuncio en los diferentes portales de venta de coches de segunda mano. A la hora de redactarlo busca, una vez más, el equilibrio: el objetivo es que al comprador no le queden dudas así que te quedes corto, pero tampoco te pases adornándolo con información innecesaria. Y, por cierto, di por qué está a la venta: es una señal de transparencia bien valorada.

Este texto debe ir acompañados de unas buenas fotos: no hace falta que las hagas con una cámara profesional, basta con la de tu teléfono. Incluye una del frontal, de la zaga y de los laterales. A ellas añade una de la parte delantera del habitáculo, de la trasera, de los asientos, del maletero y del motor. Y si tiene algo que le hace diferente o aumenta su valor, refléjalo. Por último no olvides detalles como la ITV o las llaves.

Finalmente, si una persona esté realmente interesada y quiere probar el coche, no te niegues: si está bien no tienes nada que temer. Y no olvides decidir si el precio es negociable o no.

Cómo vender tu coche

Documentos necesarios para vender tu coche

Ahora que tienes un comprador, llega la parte más farragosa: los trámites burocráticos. Puedes recurrir a una gestoría para que se ocupen de todo o puedes hacerlo tú mismo; en este caso toma nota de todo lo que tienes que tener en cuenta.

Lo primero que vas a necesitar es un contrato de compraventa tipo para registrar por escrito los detalles del coche, su estado, tus datos, los del comprador, todo lo relacionado con la entrega (fecha, lugar e, incluso, hora) y el método de pago: lo más aconsejable es una transferencia bancaria para poder tener un justificante. No está de más hacer algunas fotos para tener pruebas del estado del vehículo cuando te desprendas de él.

Coches de segunda mano baratos: los 10 mejores por 3.000 euros

El contrato tiene que ir acompañado de la ficha técnica del coche, el permiso de circulación, una fotocopia de tu DNI (pide una al comprador) y el recibo del último impuesto de circulación. Aquí es donde llega un momento clave para cerrar la operación: el comprador tiene que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (modelo 620) y presentarlo en Hacienda. Cuando lo haga debe entregarte el justificante del pago para que lo puedas adjuntar al resto de la documentación y, así, notificar a la Dirección General de Tráfico el cambio de titularidad y el pago de la tasa correspondiente (55,15 euros en 2021) antes de que pasen diez días desde la fecha efectiva de la venta.

Cómo vender tu coche

¿Es obligatorio dar garantía al vender un coche entre particulares? 

Cuando la venta de un coche se lleva a cabo entre particulares, tanto el vendedor como el comprador están protegidos por los artículos 1461 y 1484 del Código Civil. Son ellos los encargados de establecer el marco de la garantía que es de seis meses.

El artículo 1484 regula los vicios, defectos ocultos, defectos internos y graves en la compraventa de cualquier objeto entre particulares: “El vendedor está obligado a la entrega y saneamiento del objeto de la venta”. O lo que es lo mismo: el vehículo que vendes no tiene que tener defectos ocultos y, además, debe estar libre de cargas o gravámenes.

Si, en los seis meses posteriores a la venta, surge alguno de los problemas que acabamos de mencionar tendrás que responder ante ellos. Lo normal es que el comprador denuncie el defecto y demuestre que es anterior a la compra: si es así, el vendedor tendrá que pagar la reparación o rescindir el contrato y devolver el importe al comprador. Un último apunte: aunque ignores que tu coche tenía vicios ocultos en el momento de la operación, también tendrás que hacerte cargo de ellos. 

Cómo vender tu coche

¿Dónde puedo vender mi coche como chatarra?

Terminamos con la tercera opción que tienes a la hora de desprenderte tu coche porque ha llegado al final de su vida útil. Independientemente de las razones que le han llevado hasta ese punto, tienes dos opciones.

15 piezas que nunca deberías comprar en un desguace

La primera de ellas pasa por comunicar que se retira de la circulación, es decir, darle de baja en el registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico y desguazarlo tú mismo para vender las piezas. Para ello necesitas espacio, las herramientas adecuadas, pericia y paciencia para hacer un inventario de todo aquello que se puede aprovechar antes de ponerlo a la venta.

Si no es el caso, lo más recomendable es acudir a un desguace ya que es la vía más rápida y cómoda para el conductor. Tasarán tu coche en función de su estado, te harán una oferta (que no suele ser demasiado alta así que no esperes más de 200 euros) y se harán cargo de todo el papeleo. Recuerda que si no puedes llevar el vehículo hasta sus instalaciones, algunos de ellos tienen servicio de grúa y si no, siempre puedes recurrir a tu seguro.

El desguace te pedirá la ficha técnica y el permiso de circulación para poder achatarrar tu vehículo. Ellos, por su parte, tendrán que entregarte el certificado de destrucción del vehículo que se genera cuando lo llevan a un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT) y el justificante de la baja definitiva de DGT.

Más:

Segunda mano

Y además