Skip to main content

Práctico

Motor

¿Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal?

Permiso de circulación
Circular con un coche o una moto de baja está totalmente prohibido.

En esta nueva entrega de 'Aprende con AUTO BILD' te enseñamos cómo dar de alta un vehículo de baja temporal. No es difícil... siempre que no te falten ciertos requisitos o papeles para presentar en Tráfico.  

Aprende con AUTO BILD: todos los consejos para tu coche

Dar de baja un coche o una moto es sacarlo de la circulación de un modo puntual o definitivo. Pero lo primero que hay que hacer es distinguir entre ambas situaciones: 

  • Baja temporal: como su propio nombre indica, esta posibilidad existe para que el propietario del vehículo no tenga que pagar el Impuesto de Circulación, ni pasar las ITV correspondientes ni afrontar el gasto propio de utilizarlo (sobre lo de cómo mantener un coche en cuarentena sin que se estropee tienes este link), ni pagar seguros... 
  • Baja definitiva: se tramita cuando el vehículo llega al final de su vida útil y va a procederse a su descontaminación y achatarramiento en un Centro de Autorizado de Tratamiento de residuos o desguace, según marca la ley. De hecho, una vez que se da de baja un vehículo de esta segunda forma, ya no hay vuelta atrás: nadie podría volver a usarlo legalmente ni siquiera en una lugar privado. 

Vídeo: aprende a ahorrar en un desguace

En este post, vamos a centrarnos en el primer caso y en cómo dar de alta un vehículo de baja temporal, una información muy útil tanto si es de tu propiedad como de otra persona y te lo 'regala' o lo adquieres, como si de cualquier otro bien rodante se tratara. 

Riesgos

¿Es algo imposible? Para nada, y en caso de que sea por adquisición, puede suponerte una rebaja considerable en el precio de compra, por no estar al día en ese momento. Sin embargo, has de tener en cuenta para rehabilitar una máquina que:

  • Te pedirán muchos documentos, gestiones...
  • El proceso se puede complicar si algo no está al día, el vendedor no te aporta lo que debe o tú no tienes algo en regla. 
  • Problemas mecánicos inesperados: sobre todo cuando es los vehículos de baja temporal no circulan, es decir, llevan un tiempo parados y no necesariamente correctamente mantenidos. 
  • Costes: a veces no es fácil calcular con exactitud los costes totales de revivir un automóvil así, para determinar si merece la pena hacerlo. 

Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal: ejemplo práctico real

Como ya nos conoces desde hace más de 15 años, sabes que quienes trabajamos en AUTO BILD adoramos conducir, tanto coches como motos, motos de agua, triciclos, cuatriciclos, bólidos de competición, camiones, autobuses, drones, aviones (sí, algún compañero tiene hasta licencia de vuelo)... y todo tipo de artefactos, tanto si son clásicos como recién salidos de fábrica. 

Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal

Y de la misma manera que nos gusta probar las últimas novedades del mercado, el que más o el que menos tiene en el garaje algún ejemplar de otras épocas. En mi caso, el ¿penúltimo? objetivo había sido una motocicleta, que medio me regalaba un amigo de amigo, que funcionaba perfectamente, que "se paró andando" (todo era cierto y verificable)... pero bueno, con el 'detalle' de que estaba de baja temporal.

Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal

Y como era una oportunidad, adoro las motos touring-sport de los 90 y me interesaba tener algo fiable, barato, rutero y que me siguiera permitiendo tener la libertad de pasarme por la redacción en hora punta, ir al aeropuerto (cuando se pueda), hacer algunas gestiones en la ciudad, evitar las aglomeraciones en tiempos de coronavirus...  o disfrutar con amigos moteros por la sierra (no durante un confinamiento) cuando no haya moto de pruebas en el garaje o coincida que son de poca cilindrada, pues... ¿por qué no?

Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal

Pero el procedimiento era el mismo que otras veces he hecho con coches: romper el círculo vicioso en el que a veces se convierten los trámites administrativos, porque todos te piden algo que no puedes obtener hasta que el de enfrente haga lo propio. ¡Y 'vuelva usted mañana', como publicaría en el siglo XIX el gran periodista, escritor y visionario Mariano José de Larra.  

Paso a paso

Para tener con todo en regla y poder disfrutar de tu próximo compañero de locuras, hay que rehabilitarlo y, después, cuando todo esté en orden, trasferirlo a tu nombre como cualquier otro vehículo usado que adquieras.

  • Contrato de compraventa: es el principio de todas las cosas. Hay muchos modelos estándar de documento. Es vinculante, deben aparecer en él los datos del vendedor y el comprador, la cantidad por la que se vende el vehículo, la fecha y las firmas originales de ambos en la copia que se lleve cada parte. 
  • DNI del titular. Basta con una fotocopia por las dos caras, pues no hace falta presentar el original. 
  • Permiso de circulación: lo normal es que esté en posesión de la DGT desde el momento en que se dio de baja el vehículo. Sí conviene tener a mano el resguardo que le dieran en su día al vendedor. 
  • Tarjeta de Inspección Técnica: también suele estar custodiada por Tráfico mientras dure la baja. Y dado que no puedes seguir adelante con los trámites sin el Permiso de Circulación ni la tarjeta de la Inspección Técnica originales, deberás pedir el duplicado de la ITV.  
Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal
  • Duplicado de tarjeta de la ITV: no te lo darán para que continúes el proceso si no superas con éxito la ITV. Y como también ellos tienen que solicitarla, antes de personarte, en una estación, debes llamar por teléfono a la que elijas, solicitar que ellos pidan ese duplicado y esperar unos días a que se pongan en contacto contigo para que puedas acudir allí (generalmente, y más, en tiempos de pandemia, con cita previa). 
  • Autorización firmada por el titular. Este es otro de los trámites que requiere de la colaboración del titular, del vehículo, tanto si se ocupa él como si te autoriza para hacerlo tú, mediante un escrito. Este documento no es un formulario oficial, sino que basta con que aparezca la intencionalidad del mismo, los datos de los dos interesados y las firmas. Si eres tú el que acude a la ventanilla, sí que te pedirán tu DNI.  
  • ITV en vigor. Es el momento de enfrentarte a la Inspección, porque si no la pasas, no podrás seguir los trámites para dar de alta el vehículo ni te harán un seguro (ni siquiera, por días). Pero recuerda que mientras no tengas ITV, ni seguro ni el vehículo esté de alta, seguirá estando terminantemente prohibido circular por vía pública con él.
Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal
  • Así que, si no quieres jugártela, no tendrás otro remedio que llevar el coche o la moto en remolque, como hicimos nosotros en todo momento.
Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal

 Cómo conducir con un remolque

  • Posibles reparaciones: Pero claro, si el vehículo no funciona, correctamente, tampoco superará con éxito la ITV. Así que también deberías tirar de carro, grúa (sin seguro aún con asistencia en carretera, te saldrá muy cara) o remolque para hacer los arreglos necesarios que te pidan. Y ojo, porque aquello de que con si te 'tiran' de la Inspección, puedes circular, pero sólo hasta el taller para proceder a los arreglos, aquí no se cumple, ya que careces de toda la documentación. 
Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal
Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal
  • Impuesto de Circulación. Para dar de alta un vehículo de baja temporal, el 'numerito' tiene que estar al día.
    • La buena noticia: si la baja se tramitó correctamente en su momento, no se habrá acumulado desde entonces, así que habrá pagar sólo el actual -si es que no tenía recargos antes de la baja-.   
    • La mala noticia: que en plena era telemática y digital, teóricamente este impuesto hay que pagarlo en el lugar geográfico en el que el vehículo esté registrado según el Permiso de Circulación. Y si en su nuevo municipio va a estar exento del Impuesto de Circulación por ser considerado clásico, habrá que pagarlo primero y después, cuando ya esté a tu nombre, solicitar por carta a tu Ayuntamiento ese 'privilegio' de cara a los siguientes ejercicios fiscales.  
  • Seguro. Ninguna compañía te va a asegurar un coche o una moto que no esté en condiciones óptimas para circular, por lo que tener la ITV en vigor es indispensable. Recuerda además que, aunque lo hiciera, la póliza no te cubriría si sufrieras cualquier tipo de accidente o provocaras daños a terceros con un automovil sin ITV, incluso si la culpa no fuera tuya. ¡Así que imagina si, además, no está con todos los papeles al día!
  • DGT o gestoría. Es el momento de decidir, con todos esos trámites previos ya resueltos, cómo quieres dar de alta el vehículo de baja temporal: acudiendo tú a Tráfico directamente o mediante una gestoría (lo que sale algo más caro pero es más rápido). En ambos casos, el vendedor tendrá que rellenar un formulario más también se deberán pagar las tasas correspondientes.   
  • Certificado provisional. Una vez hecho todo lo anterior, nosotros optamos por una gestoría, que nos emitió un certificado provisional para poder circular -y no antes- en cuanto tuvieran el 'ok' de Tráfico y la póliza del seguro estuviera en vigor. ¡Ya se podía usar legalmente!
Cómo dar de alta un vehículo de baja temporal
  • Transferencia: por último, ya sólo quedaría el cambio de titularidad, en los plazos estipulados por la ley desde la firma del contrato de compra-venta, aportando en Hacienda y en Tráfico (por tu parte o por la de tu gestor) dicho documento, la fotocopia del DNI del vendedor, un par de formularios tipo también firmados y pagar las tasas correspondientes. 

 

 

Y además