Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Cómo sentarse al volante de forma correcta y segura

postura de conducción

Contar con una buena higiene postural a la hora de conducir resulta primordial si no quieres buscar la cama en cuanto te bajes del coche.

¿Cómo sentarse al volante de forma correcta y segura? No necesitas echarte a la espalda 100 kilómetros al día para sufrir las consecuencias de una mala postura de conducción. Contar con una buena higiene postural a la hora de conducir resulta primordial si no quieres buscar la cama en cuanto te bajes del coche. Además, mantener los brazos, piernas y cuello en una posición correcta reducirá la gravedad de las lesiones en caso de accidente. Entonces, ¿cómo sentarse bien? Vamos a repasar las normas para una correcta postura de conducción.

No te pierdas: '1830 muertos en accidentes de tráfico en 2017'

Parece que no, pero sí

Parece que no es tan importante, pero sí lo es. Si no mantenemos una posición de conducción correcta podemos pasar de un parte con apenas contusiones a uno con fracturas y luxaciones. La siniestralidad en las carreteras es uno de las grandes amenazas a las que nos enfrentamos hoy en día. La seguridad en el automóvil no ha parado de evolucionar en los últimos años, aunque cada vez más distracciones nos atacan, poniendo en peligro nuestra seguridad. Con solo un par de gestos no solo evitaremos que aparezcan dolores en ciertas articulaciones, sino que también podremos reducir las consecuencias de un hipotético accidente.

VÍDEO: Así se consigue la mejor posición al volante

Unas reglas básicas

Si el coche del que dispones solo lo conduces tú no habrá problema. Si no es así debes perder unos segundos antes de iniciar la marcha en asegurarte que cumples estas reglas básicas. Sí, lo sabemos, llegas tarde al trabajo. Sí, también lo sabemos, hace diez minutos que tus hijos deberían estar en el colegio. Y sí, exacto, también sabemos que no tienes ninguna gana de preocuparte por tu posición de conducción cuando has dejado la cama hace apenas treinta minutos. Pero te aseguramos que estás invirtiendo tiempo en tu salud.

postura de conducción
  • 1. La primera regla básica tiene que ver con la regulación del asiento del conductor. Nada más subirte comprueba la distancia que te separa del volante. Con la espalda relajada y apoyada en el asiento extiende tus brazos hacia delante con el codo extendido. Si tus muñecas tocan o están cerca de tocar la parte superior del volante, depende de la inclinación del mismo, tendremos una posición del asiento del coche correcta. Los brazos, cuando agarras el volante, deben quedar relajados, con los codos en semiflexión en un ángulo máximo de 45 grados.

No te pierdas: 'Tres razones por las que cada vez hay más accidentes'

Postura de conducción
  • 2. La posición de las piernas al conducir es tan importante como la de los brazos. Tras comprobar que tus codos adoptan el ángulo correcto debemos de revisar el que forman las caderas y las rodillas. La posición del asiento debe estar erguida, a unos 20 grados, lo que nos asegurará que nuestra cadera forme un ángulo de unos 115 grados y las rodillas, con los pies en los pedales, estén a unos 135 grados. No pretendemos que cojas el goniómetro y te pongas a las siete de la mañana a medir la posición de estas articulaciones. Simplemente con comprobar que tu cadera no está a 90 grados, un ángulo fácil de adivinar, y que tus rodillas no estén excesivamente levantadas, estaremos cerca de la posición correcta. En la imagen, la pierna izquierda descansa sobre el apoyo para el pie, de ahí que parezca más elevada de lo que debería.
Postura de conducción
  • 3. Revisando la primera regla básica nos encontraremos con la tercera, la altura del volante del coche. Si nuestros codos superan los 45 grados o notamos que nuestros hombros están demasiado tensos por la posición demasiado alta del volante debemos regular la altura del volante. No todos los coches disponen de regulación en profundidad pero sí en altura. Busca la pestaña debajo del aro para completar esta acción.
Postura de conducción
  • 4. ¿Estás cansado? No desesperes, queda poco para terminar los ajustes. Una de las últimas cosas que comprobaremos será la posición correcta del reposacabezas. Debes asegurarte que la zona central del reposacabezas está a la altura de las orejas, con los ojos cerca de la parte más alta del mismo reposacabezas. La cabeza no debe ir pegada a él, los hombros estarán descansando en el asiento con la cabeza cerca del reposacabezas sin llegar tocarlo. Con un simple movimiento de cuello deberás, desde esta posición, ver los retrovisores con facilidad.
Postura de conducción
  • 5. Por último, y no menos importante, comprobaremos la posición del cinturón de seguridad. Llega la hora de arrancar y ajustarnos el cinturón, una cinta que quedará sobre la clavícula y el pecho sin que nos oprima. Donde sí debe ir ajustado será en la zona de la pelvis, en la que será necesario tensarlo para no resbalar en caso de accidente.

Lecturas recomendadas