Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo revisar el estado de los neumáticos

Cómo revisar el estado de los neumáticos
Asegurarte de que las 'gomas' de tu coche están bien es fundamental para tu seguridad. ¡Toma nota!

Saber revisar correctamente el estado de tus neumáticos es una operación de mantenimiento del vehículo fundamental para la seguridad vial. Las gomas son el punto de unión entre el coche y el asfalto; por ello, que su adherencia y agarre sean los adecuados puede salvarte la vida. Pero, a pesar de esto, muchas personas se olvidan de darle a sus neumáticos la atención que merecen; por ello, hoy queremos recordarte cómo hay que revisar los neumáticos. ¡Toma nota!

No te pierdas: Los seis fallos más comunes en el mantenimiento del coche

Cómo revisar el estado de los neumáticos

A la hora de revisar los neumáticos, has de tener en cuenta, principalmente, dos parámetros: 

  • El desgaste de su perfil. La ley establece que el límite legal del dibujo de los neumáticos tiene que ser de 1,6 mm, aunque un gran número de expertos aseguran que esa medida resulta escasa. 
  • Comprobar la presión de los neumáticos. Lo ideal es que lleves a cabo esta operación, al menos, una vez al mes.

A continuación, ahondamos en estos dos puntos.

1. Comprobar el estado de la banda de rodadura de tus neumáticos

¿Sabes cuál es la profundidad de tus neumáticos?
¿Sabes cuál es la profundidad de tus neumáticos?

El primer punto que debes analizar al comprobar el estado de tus neumáticos es el desgaste de la banda de rodadura. Aquí debes tener en cuenta dos cosas:

  • El estado y desgaste del dibujo y su profundidad (nunca debe ser inferior a 1,6 milímetros ; si ha llegado a los testigos, es necesario cambiar inmediatamente de gomas).
  • El estado de conservación y, por supuesto, la caducidad de los neumáticos: si tu coche ha estado mucho tiempo aparcado en la calle, y no lo has usado mucho, ten presente que habrá sufrido  cambios de temperatura o humedad bruscos, lo que afecta negativamente a su estado (puede incluso haberse cristalizado). Es decir: el neumático habrá perdido perdiendo capacidad de agarre y seguridad. Toca cambiarlos.

Analiza las posibles irregularidades en el desgaste del neumático

El desgaste de la banda de rodadura no siempre es regular; y si esto sucede, es probable que haya algún problema que debas solucionar. Si el desgaste del neumático es mayor en la zona central, en los hombros o en zonas irregulares podrías estar circulando con una presión inadecuada, un mal ajuste de la geometría de la suspensión o unos amortiguadores en mal estado. Si esto sucede, habrá llegado el momento de cambiar los neumáticos y corregir el problema. 

¿Cuánto tiempo tienen tus neumáticos?

Antes de montar unas gomas nuevas, anota su fecha de fabricación y revísalos en profundidad cuando tengan cinco años. Cuando lleguen a los 10 años de edad, tendrás que cambiarlo: la edad no perdona, y esas gomas ya no no ofrecen las mismas garantías que cuando salieron de la planta de producción.

No te pierdas: Mantenimiento del coche, los 10 accesorios indispensables

No te olvides de revisar la rueda de repuesto

En caso de sufrir un pinchazo, contar con una rueda de repuesto en buen estado es fundamental para poder continuar la marcha en plenas condiciones. Si vas a salir de viaje, revísala antes. 

2. Comprueba la presión de los  neumáticos

Así influye la presión en el comportamiento del neumático
Así influye la presión en el comportamiento del neumático

Una de las operaciones básicas del mantenimiento del coche es la revisión de la presión de sus neumáticos. Ten presente que la presión de los neumáticos afecta a muchos puntos del comportamiento del vehículo:

  • Si la presión del neumático es demasiado baja, el consumo de combustible se incrementará y el coche se comportará de un modo más perezoso.
  • Si la presión del neumático es demasiado elevada, loa que se verá comprometida es la capacidad de agarre del automóvil al asfalto, con el problema para tu seguridad que esto conlleva.

No te pierdas: Los 10 mejores neumáticos en relación calidad/precio

Como ves, revisar la presión del neumático es fundamental. Como mínimo, deberías efectuarlo de manera mensual. ¿Cómo? Es una operación relativamente sencilla, para la cual tan solo has de seguir con rigor las indicaciones del fabricante de tu vehículo y ajustar la cantidad de aire de la cámara a las condiciones de carga del vehículo.

VÍDEO: Cómo comprobar el estado de tus neumáticos

 

Comprobar el equilibrado y paralelo de los neumáticos

Una de las partes importantes dentro del control y mantenimiento de los neumáticos es el equilibrado y paralelo de los mismos. Hacerlo por ti mismo es muy difícil, por lo que te tocará acudir a un taller de confianza. Una rueda mal equilibrada produce unas vibraciones indeseables que pueden resultar muy acusadas y molestas durante la conducción y que, además, pueden terminar creando problemas en otras piezas al someterlas a un trabajo extra debido a su movimiento. Por ello, no dejes de revisar el paralelo de tus ruedas.

 

 

 

 

 

Y además