Skip to main content

Práctico

Cómo se lleva al perro en el coche de manera segura

Cómo se lleva al perro en el coche de forma segura

Transportar a tu perro en coche es una buena idea, siempre y cuando cumplas con la normativa al respecto.

¿Quieres saber cómo llevar al perro en el coche de forma segura? Si tienes mascota y quieres transportarle en tu coche, seguramente sepas que la ley obliga a hacerlo de una manera determinada, que asegure bien al animal y al resto de ocupantes. Y es que un animal suelto puede realizar movimientos inesperados, que podrían distraer al conductor y llegar a suponer un peligro para los ocupantes del coche. 

No te pierdas: Los 5 mejores coches para llevar a tu perro

Cabe también señalar que de acuerdo a un estudio del Centro de investigación de Zaragoza, en caso de accidente, un perro de 20 kg puede llegar a golpear contra el asiento delantero con una fuerza de 600 kilos.

Lo que dice la ley sobre el transporte de perros en el coche

Concretamente, el Reglamento General de la Circulación habla en su artículo 18.1 de cómo se debe llevar al perro en el automóvil; dice lo siguiente: “Deberá mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros y la correcta colocación de los objetos o animales transportados para que no molesten al conductor”.

No te pierdas: Llevar mascotas en el coche, 5 errores que no debes cometer

Para lograr esto, existen una serie de dispositivos y medidas que te pueden venir muy bien: redes separadoras, barras, arneses y trasportines. Analicemos todo, paso a paso.

Utensilios para transportar correctamente a tu perro en el coche

La red separadora

Este dispositivo que te permite transportar con seguridad a tu perro en el coche es una red de nylon que se engancha a cuatro puntos fijos dentro del habitáculo, para crear una especie de barrera entre la fila delantera y la trasera. Antes de hacerte con una, comprueba que su tamaño permite cubrir del techo al suelo.

Barras separadoras

Este elemento que te permite transportar con seguridad a tu perro en el coche está formado por un entramado de barras horizontales y verticales que se ajustan al habitáculo y, al igual que la red, impide que el animal pueda pasarse a la fila delantera.

Arnés de seguridad

Este elemento para llevar al perro en el coche es un arnés que, mediante una correa (parecida a un cinturón de seguridad) sujeta al perro al asiento. Es el sistema idóneo para perros grandes, ya que los mantiene en su sitio en claro de accidente o frenazo.

Barreras a medida

Se trata de unas rejillas normalmente metálicas, hechas a medida para el coche. Suelen emplearse para retener carga, incluidos animales. 

Tramsportín

Una opción buena para llevar al perro en el coche si el animal es pequeño. 

Multas por llevar al perro en el coche

Llevar como es debido al perro no solo es una cuestión de seguridad vial; además, no hacerlo te puede costar un disgusto económico. Y es que, si te paran los agentes, y no cumples con la normativa, podrían ponerte una multa de 100 euros.

Errores que debes evitar al transportar a tu perro en coche

1. No usar la sujeción necesaria

Aun a riesgo de ser pesada, insisto: tu perro debe ir bien sujeto dentro del coche. La opción más utilizada es la de los arneses o enganches. Suelen quedar ancladas a los sistemas de los cinturones de seguridad.

2. Creer que el animal va bien... Pero no

No basta con sujetar bien a tu perro; además, debes asegurarte de que todo está como debe. Por ejemplo, el trasportín ha de ir en el suelo, no en el asiento. Puede ser algo más incómodo, pero es más seguro. El uso de arneses y enganches debe ser obligado. Por último, un fallo claro es el de transportar a las mascotas en el asiento del copiloto. 

Y no dejes que tu perro saque la cabeza por la ventanilla; no solo es peligroso, además puede causarle problemas en los ojos.

3. No dejarle descansar

Si haces un viaje largo, recuerda que tu animal también necesitan descansar. Cada cierto tiempo conviene dejarle salir, estirar las patas y beber agua. 

4.- Dejar al perro dentro del coche si estacionas

Nunca hagas esto. Si paras, y te bajas del coche, llévate a tu perro contigo. El peligro de dejar a nuestra mascota encerrada en el coche es absoluto. Queda fuera de la supervisión del dueño, y en el caso de que el tiempo de la parada se alargue, se puede traducir en un golpe de calor. En España, que es un país generalmente caluroso, la temperatura al sol de un coche puede subir por encima de los 35 grados. 


 

Y además