Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo cargar gas del aire acondicionado del coche

Cómo cargar gas del aire acondicionado del coche
¿Sabes cómo cargar gas del aire acondicionado del coche? Nosotros te lo explicamos en este artículo. Y sí, es algo que puedes hacer por ti mismo...

¿Quién no se ha encontrado con la desagradable sorpresa de que el aire acondicionado o el climatizador de su coche no funciona correctamente cuando llega el calor? Se trata de una situación muy común que se puede dar por diversos factores que luego vamos a repasar. La solución pasa por una recarga, claro está. Pero, ¿qué implica esto? Te contamos cómo cargar gas del aire acondicionado del coche.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que tanto el aire acondicionado como el climatizador requieren de cierto mantenimiento para asegurarnos un funcionamiento correcto. Y ojo, porque no cuidar de estos sistemas puede derivar en una grave avería que incluso supere los 1.000 euros.

VÍDEO: La camiseta con aire acondicionado ¡existe!

VIDEO

Camiseta con aire acondicionado de Sony

Es recomendable encender el aire acondicionado al menos una vez al mes durante un mínimo de 15 minutos. Además, al menos una vez al año, conviene limpiar el circuito y realizar un tratamiento antibacteriano. Cada dos años, además de esto, se recomienda cambiar los filtros y recargar el gas refrigerante. Con esto queremos decir que no vale sólo con recargar el líquido refrigerante, que es lo que hacen algunos talleres sin lograr que el sistema funcione como debería.

No te pierdas: ¿Cuánto cuesta recargar el aire acondicionado?

Cómo notar que el aire acondicionado falla

Si nuestro aire acondicionado va a empezar a dar problemas, seguro que muestra alguno de estos síntomas:

  1. Mal olor: si al encender el aire acondicionado percibes un olor desagradable es síntoma de que el circuito está infectado de hongos, bacterias y/o polvo. Puedes limpiarlo tú mismo con un producto específico.
  2. No enfría rápido: esto se puede dar porque el nivel de líquido es insuficiente o bien porque el filtro del habitáculo o algún otro sistema esté bloquedado.
  3. Vaho: si se forma en los cristales con facilidad es porque no enfría lo suficiente.
  4. Poco caudal de aire: suele ser la forma de dar la cara de un filtro obstruido.

Por qué puede fallar el aire acondicionado

Antes de hablar sobre cómo cargar gas del aire acondicionado del coche, vamos a hacerlo de las causas que pueden provocar un funcionamiento errático:

  1. Filtro: se trata de la avería que menos inversión requerirá arreglar. Se puede limpiar o sustituir.
  2. Fuga de gas: si existe algún poro o similar en el sistema el gas refrigerante se gastará mucho más pronto de lo normal. El arreglo dependerá de dónde se haya producido la fuga. Si ésta es pequeña, puede que salga más económico llenar el circuito de gas cada menos tiempo en lugar de buscarla para arreglarla.
  3. Problema eléctrico: requiere del cambio de la pieza dañada, que puede ser algún fusible, un relé o simplemente una conexión.

¿Puedo recargar yo mismo el gas del aire acondicionado?

La pregunta estrella acerca de cómo cargar gas del aire acondicionado del coches si uno puede hacerlo por sí mismo. Y la respuesta es sí. Por un precio que se mueve entre 20 y 70 euros existen kits de recarga que explican al detalle cómo hacerlo. Pero ojo, porque has de cerciorarte de qué gas usa tu coche para recargar con uno compatible. Los más actuales suelen usar el conocido como HFO-1234yf.

No te pierdas: ¿Cuánto gasta el aire acondicionado en un coche eléctrico?

Atención, porque esto no te vale si eres propietario de un coche híbrido o híbrido enchufable. Existe riesgo de electrocución en el caso de utilizar un kit no compatible.

A pesar de que se pueda cargar el gas del aire acondicionado por nuestros propios medios, es recomendable que lo haga un especialista. Especialmente en los coches más antiguos, que usan otro tipo de gas, se trata de uno bastante nocivo para el medio ambiente. Por tanto, lo ideal es acudir a un taller donde manos especializadas se ocupen de ello. Eso sí, has de saber que el precio de la operación varía mucho entre un centro y otro y entre una marca u otra. Y ojo, porque el cambio en la factura puede variar bastante. Entre los fabricantes generalistas incluso se puede llevar a cabo la recarga por menos de 50 euros, mientra que en los 'premium' se superan los 200 en los modelos más grandes.

Y además