Patrocinado por:

Práctico

Comienzo del curso escolar 2012-2013: consejos

Vicente Cano

10/09/2012 - 10:22

El curso escolar 2012-2013 acaba de dar comienzo y con él han vuelto los problemas de circulación en numerosos barrios y ciudades. Aquí tienes una serie de consejos prácticos para evitar riesgos.

Desde el lunes 10 de septiembre, millones de niños de toda España vuelven a las clases por el comienzo del curso 2012-2013. Tanto si eres padre o no, como conductor se trata de un evento de suficiente importancia como para marcar este día en rojo en el calendario. Para la mayoría, el motivo principal será que la circulación en los alrededores de los colegios (en algunos sitios hasta en toda la ciudad) se resiente notablemente. Consejo principal: ten paciencia, porque si ese es tu caso, vas a tardar más en llegar al trabajo desde ahora sin que haya mucho que puedas hacer para paliar la situación.

Eso sí, siempre puedes probar rutas alternativas para evitar pasar delante de los colegios, que es donde se forman los atascos más importantes. Cuando busques otro itinerario, ten en cuenta que muchos padres no se detienen justo delante de la puerta para no entorpecer la circulación, sino que lo hacen a una cierta distancia, a veces de varias manzanas. Esta siempre es una opción mucho mejor, al menos teniendo en cuenta el criterio de la seguridad infantil, que tratar de dejarlos siempre en la puerta del centro de cualquier manera.

Así, aunque no vayas a viajar en coche con niños, cuando conduzcas en el entorno de un colegio, por norma, extrema la prudencia. Si circulas detrás de un autobús con la placa de transporte escolar, ten también mucho cuidado a la hora de adelantarlo cuando esté detenido, porque, de repente, te puedes encontrar con un niño cruzando la calle de manera indebida frente a tu vehículo. En los últimos años, son cada vez más los chicos que acuden a clase en bicicleta. Aunque saludable, este medio de transporte no es el más adecuado si son demasiado pequeños y, sobre todo, si no han recibido la correcta formación vial. Por ejemplo, ¿sabes que no se puede cruzar por un paso de peatones subido en una bicicleta? Para eso están los pasos para ciclistas y, si no, en los de cebra deben apearse.

Clases caseras de seguridad vial

A veces, es fácil detectar que en el coche de delante hay varios niños porque el conductor puede actuar de manera errática o más despistada de lo habitual. Si ante ti tienes a un papá o a una mamá, procura ser comprensivo y pensar lo difícil que debe ser conducir con un puñado de críos alborotando en el habitáculo. En el caso de que seas tú el transportista: intenta abstraerte un poco y centrarte en la carretera, aunque a veces pueda resultar harto complicado.

Lleven o no una fiambrera con la comida para todo el día, tener a los niños en la puerta del centro educativo perfectamente desayunados, vestidos y equipados es un problema logístico, pero resulta muy importante que te lo tomes con la tranquilidad necesaria. Es algo fundamental. Porque lo que nunca se debe añadir al cóctel formado por niños, automóvil y circulación son las prisas. Como progenitor y conductor, tienes el deber y la obligación de que tu hijo aprenda a comportarse adecuadamente dentro de un coche y, más adelante, como peatón.

Aprender aprehendiendo

Si, desde pequeño, acostumbras a un niño a salir de casa a la carrera, terminará haciendo él lo mismo cuando sea mayor, y lo que es peor, podría cruzar una calle sin pararse a mirar antes a ambos lados. Por naturaleza, los niños no solo tienden a despistarse más que los adultos, sino que tampoco suelen ser capaces de medir adecuadamente los riesgos de ciertas acciones.

Así, en el comienzo del curso escolar 2012-2013 debes aprovechar el viaje hacia el colegio para impartir una materia que tiene una importancia vital: seguridad vial. Enséñale la forma correcta de sentarse, de abrocharse el cinturón y de salir y entrar del vehículo. Sea muy pequeño o no, lo más aconsejable es bloquear la puerta que hay detrás del conductor o la que tenga más cerca. Siempre hay que tener en cuenta que pueden decidir salir de repente del coche si ya lo has detenido y, por ejemplo, ven a un amigo.

Señala y recompensa

Cuando encuentres que un peatón u otro conductor que se comporta indebidamente, señálaselo, explícale por qué y cuéntale los peligros que esa conducta podría conllevar. En poco tiempo, será él quien te indique los fallos de los demás y, quizá, también los tuyos. De esta manera, viaje a viaje, irás convirtiendo a tu pequeño en todo un experto en circulación y, llegado el momento, podrás quedarte algo más tranquilo cuando empiece a salir solo de casa. Ten en cuenta que lo que haya aprendido contigo podría salvarle la vida.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches