Skip to main content
Carrera Pikes Peak 2018

Nueve cosas que (quizá) no sabías del VW I.D. R que ha batido el récord de Pikes Peak

El VW I.D. R ha batido el récord de Pikes Peak. Te contamos cómo fue y, nueve cosas que, quizá, no sabías del coche

¡Reto conseguido! El VW I.D R se ha convertido en el coche eléctrico más rápido de Pikes Peak después de que Romain Dumas lo pilotara hasta la cima en menos de ocho minutos.

La Pikes Peak International Hill Climb es una prestigiosa competición que consiste en subir dicha montaña a través de un tortuoso recorrido de 20 kilómetros. Muchos son los pilotos que lo han intentado; no todos lo han conseguido.

El objetivo de Dumas era ascender la Pikes Peak en menos de ocho minutos para batir así el récord fijado por Sebastien Loeb en 2013, cuando llegó a la cima al volante de un Peugeot en 8:13:878 minutos. El VW I.D R Pikes Peak, rompió el crono en 7:57:148.

En este vídeo puedes ver cómo consiguió el récord:

Nueve cosas que (quizá) no sabías del VW I.D. R Pikes Peak

  1. El prototipo I.D. R necesitó nueve meses de desarrollo. Volkswagen con la ayuda de Porsche en el proceso.
  2. En ese corto período de tiempo, Volkswagen utilizó variantes a escala 1:2 del automóvil en el túnel de viento para decidir qué configuración aerodinámica usar .
  3. El VW I.D. R se mueve gracias a dos motores eléctricos idénticos, uno para cada eje. Se eligió un diseño de dos motores en lugar de cuatro para ahorrar peso.
    En VW son muy conscientes de que el peso es clave para conseguir un récord de velocidad y los coches eléctricos son especialmente pesados por culpa de las baterías.
  4. El objetivo de I.D. R era hacer que cada componente fuera un 10% más liviano que los componentes del Drive eO PP03 con el que Miller consiguió el récord para coches eléctricos de Pikes Peak en 2016.
  5. El I.D. R es menos potente de lo que era el Drive eO PP03 (tenía 1-5959 CV), esto permitió a VW utilizar baterías más pequeñas y compactas.
    A su vez, el uso de baterías más pequeñas permitió colocarlas en lugares estratégicos para repartir los pesos.
  6. El ascenso a Pikes Peak es una carrera con una peculiaridad que se vuelve en contra de los pilotos: el marcado ascenso. La salida está a 2.743 metros y la meta a casi 4.300 metros de altitud. A esta altura los coches pierden hasta un 35% de su carga aerodinámica. 
    Para compensar el problema, VW puso más carga aerodinámica de la que cualquier coche podría soportar en un circuito convencional.
  7. La baja densidad del aire suele generar problemas de refrigeración en los motores y los sistemas de frenado, pero como los coches eléctricos necesitan menos refrigeración que los de combustión VW pudo aligerar el peso al poner tomas de aire más pequeñas.
  8. VW tuvo que desarrollar un sistema de carga rápida solo para la participación del I.D. R en Pikes Peak. La explicación es sencilla: en caso de accidente durante la subida, la carrera se para y la organización da solo 20 minutos a los coches para repostar.
    Volkswagen tuvo que desarrollar un sofisticado sistema de carga rápida doble de 90 kW en total.
  9. El VW I.D. R tuvo carga suficiente para llegar a la cima de Pikes Peak, pero nada más. Dumas tuvo que descender en otro vehículo.

Más de E-mobility de Volkswagen