Skip to main content
Plan VEA: ayudas para la compra de un coche eléctrico

El Plan VEA entrará en vigor a finales de año

Habrá que pedírselo a Papá Noel

Finalmente y tras algunos meses de espera fuentes ministeriales han confirmado que el Plan VEA, el nuevo plan de ayudas a la compra de vehículos eficientes, no será una realidad hasta finales de año.

Según publica la agencia de noticias Europa Press, desde el Ministerio de Industria han confirmado que el Plan VEA sigue adelante pero que no será hasta finales de año cuando los concesionarios puedan hacer firmes las solicitudes para recibir las subvenciones y descuentos en el precio de compra de los coches eléctricos.

La pregunta es: ¿a qué se debe este retraso?

Las mismas fuentes apuntan a "la tardanza en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y el bajo grado de ejecución presupuestaria en el ámbito de la industria hasta junio” como culpables de este retraso.

Así será el Plan VEA

La partida total de ayudas contempladas dentro del Plan VEA es de 66,6 millones de euros, es decir, el 0,6% de gastos del Estado para este año. 50 de esos millones estarán gestionados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), quien lo gestionará para beneficio de los futuros compradores a través de los concesionarios. Mientras tanto, los 16,6 millones restantes se destinarán a infraestructuras de movilidad sostenible gestionados por el Ministerio de Industria.

Esta parte del plan se desglosará de la siguiente manera:

  • 6,5 millones de euros destinados a familias e instituciones sin ánimo de lucro
  • 1,1 millones a entidades locales
  • 8,84 millones a empresas privadas
  • 80.000 euros van a sociedades, entidades públicas empresariales, fundaciones y resto de entidades del sector público estatal.
  • 80.000 euros a comunidades autónomas

Un nuevo plan PIVE está en el aire

Las mismas fuentes aseguran que desde el Ministerio están valorando la posibilidad de poner en marcha una nueva edición del Plan PIVE.

Esta partida ofrecería descuentos en el precio de compra de un coche nuevo a cambio de achatarrar el antiguo.

Lo que sí ha explicado el departamento que dirige ahora Reyes Maroto es que no sería tanto un plan PIVE dirigido a promover la compra de coches nuevos porque el mercado actual “se encuentra en un buen momento”. Lo que sí se pretende es trabajar más en los incentivos a la oferta, “acompañando los procesos de digitalización y de transición ecológica del sector”.

 

Más de E-mobility de Volkswagen