Skip to main content
Financiar coche o pagar al contado

¿Financiar o pagar un coche al contado? Nosotros 'leemos' la letra pequeña y tú decides

Financiar un coche puede ser más rentable que pagarlo al contado; pero siempre lo importante es saber lo que dice, punto por punto, la letra pequeña del contrato.

Atrás quedan los tiempos en los que uno pasaba meses (o años) ahorrando para comprar un coche. Ahora se lleva el ¿lo quieres, lo tienes? y luego lo pagas poco a poco en los plazos que tú quieras/puedas.

Porque atrás quedan los tiempos en los que los concesionarios buscaban el dinero a tocateja y premiaban a aquellos conductores que llegaban con la cantidad suficiente para abonar el cien por cien del precio del coche al contado con un precio más bajo. Ahora los puntos de venta prefieren acumular deudores que vayan saldando cuentas mes a mes y para hacer la opción de financiación más atractiva, la adornan con descuentos.

La pregunta es, ¿realmente es más rentable financiar un coche que pagarlo al contado?

La respuesta es sí, aunque la rentabilidad no siempre sea un valor económico.

Descuentos de 3.000 euros (o más) con financiación

Haz la prueba. Coge varios anuncios de coches (de diferentes marcas para que sea más real) y lee la letra pequeña de los anuncios. Todos ofrecen suculentos descuentos en los precios de los coches; rebajas que van de los 3.000 a los 6.000 euros y que convierten el coche en un producto asequible a todos los bolsillos.

Pero todas tienen un asterisco: el descuento está sujeto a la aceptación de las condiciones de financiación que ofrece la marca y, ojo, solo vale la financiación de la marca no la de cualquier otro banco.

Financiacion Toyota

Para entender la jugada, hay que remontarse al principio de la crisis que dio la vuelta a la economía de las empresas y, sobre todo, de los hogares españoles.

En un momento en que el poder adquisitivo era cada vez menor, los bancos cerraron el grifo a los créditos. Los fabricantes vieron que o tomaban cartas en el asunto o el desplome de las ventas sería inevitable y decidieron ser vendedores y financiera al mismo tiempo.

Para que la gente perdiera el miedo al pagar un coche a letras y, sobre todo, para terminar con el fantasma de que financiar encarece el precio, optaron por ofrecer suculentos descuentos a quien aceptara el pago a plazos.

El mismo coche, con el mismo motor e idéntico acabado, podía (y puede) costar hasta 3.000 euros si aceptas financiación. Ahora bien, calculadora en mano si sumas lo que das de entrada, más las letras, más lo que pagas para dar por finalizado el contrato con la financiera (momento en que el coche pasa a ser tuyo y solamente tuyo), el precio se iguala e incluso supera al que habrías pagado al contado. Entonces, ¿dónde está la gracia?

No todo se gana en dinero

Financiar el coche tiene ventajas para quien lo compra y para quien lo vende.

Si ofrece financiación, la marca vende un coche y aunque adelanta el dinero luego lo recupera en forma de intereses.

El comprador no solo evita tener que desembolsar toda la cantidad de golpe, además consigue ventajas en forma de más tiempo de garantía sin sobre coste y/o las primeras revisiones oficiales gratuitas. Los dos son servicios que se pueden adquirir de forma opcional, pero suponen un incremento en la factura final con lo que si se aceptan como regalo terminan convirtiéndose en un incremento del descuento por financiación.

Contrato factura telefono

Lo que debes tener en cuenta antes de aceptar la financiación

Los factores a analizar antes de elegir un crédito para la compra de un coche son:

  1. El primero y, quizá, más importante es el interés real que se va a exigir al crédito; esto es, el famoso TAE. Algunos bancos anuncian a bombo y platillo grandes rebajas sobre el TAE. El descuento es real, pero sólo se ofrece a clientes que cumplen ciertos requisitos, como tener la nómina y los recibos domilicados en el mismo banco o unos ingresos mínimos garantizados.
  2. Comisión de apertura. Los bancos cobran una cantidad por concederte el dinero. Normalmente es un porcentaje de la cifra a financiar que se suma al total.
  3. Estudio de viabilidad. Hay entidades bancarias que o no cobran o no realizan esta valoración. Otras sí
  4. Comisión por cancelación. Pregunta siempre cuánto te cobrarán en caso de querer dar por zanjado el crédito antes del tiempo firmado.

Pay Per Drive, la financiación de Toyota 

Toyota ofrece a sus clientes una interesante opción de financiación que ha bautizado como Pay Per Drive.

Su mecanismo es muy sencillo. Tú compras un Toyota, decides qué cantidad inicial quieres o puedes pagar y financias el resto durante dos, tres o cuatro años en cómodas cuotas que, en función del modelo, oscilan entre 100 y 500 euros al mes. Pasado este tiempo, decides qué hacer con el coche. Tienes tres opciones: devolverlo, quedártelo (abonando o refinanciando la última cuota) o cambiarlo por otro Toyota e iniciar de nuevo el proceso de financiación.

Gracias al sistema 'Pay per drive' puedes estrenar un Toyota AYGO por 100 euros al mes, un Yaris por 120 euros o un Land Cruiser por una cuota mensual de 500 euros. También puedes elegir acabados más altos e, incluso, personalizar tu coche con los nuevos accesorios de la gama Auris por solo un euro más al mes.

¿Conoces Pay per Drive Toyota Plus Ocasión?
¿Conoces Pay per Drive Toyota Plus Ocasión?

Dentro de la cuota 'Pay per drive' puedes incluir también los paquetes de mantenimiento Toyota. Hay cuatro tipos: Care, Care Plus, Hybrid Care y Hybrid Care Plus.

El Mantenimiento Care incluye cuatro revisiones y gestión de multas e ITV y el Mantenimiento Care Plus suma el cambio de dos neumáticos. Por su parte, el Mantenimiento Hybrid Care es igual que el Mantenimiento Care pero añade chequeo integral del sistema híbrido, puesta a punto y recogida y entrega a domicilio del vehículo, mientras que el Mantenimiento Hybrid Care Plus suma al anterior la sustitución de dos neumáticos.    

 

Más de Espacio Toyota