Skip to main content
Fusibles

Para qué sirven los fusibles de tu coche

Los fusibles de tu coche son los encargados del funcionamiento de elementos como el claxon, las luces, la radio… Pero ¿sabes para qué sirve cada uno? Y lo que es igual de importante, ¿sabrías cambiarlos llegado el momento?

Los fusibles son unos pequeños dispositivos de seguridad que protegen los elementos eléctricos del coche. De ellos depende el buen funcionamiento de elementos como los elevalunas, las luces, la radio o el claxon. Se puede decir que son protectores ya que su trabajo consiste en evitar que el mecanismo eléctrico se rompa en caso de que haya una intensidad de corriente excesiva (cuando esto sucede, el fusible se rompe y rompe el flujo de corriente eléctrica para evitar daños en el sistema).

Tu coche lleva varios fusibles. A continuación te explicamos cómo identificarlos llegado el momento de cambiarlos. Para comprarlos, recurre a la sección de electrónica y electricidad de eBay Motor.

No hay un lugar establecido para su ubicación (hay coches que llevan una caja de fusibles y otros que llevan dos) por lo que la forma más rápida de averiguar dónde están escondidos es recurrir al manual del fabricante.

Los fusibles del coche se identifican por su amperaje. Son fáciles de distinguir porque cada amperaje se reconoce con un color.

  • Los de cinco amperios (5A) son de color naranja protegen sistemas como el sensor de aparcamientola alarma, el airbag o el claxon.

  • Por encima, están los de 10 amperios (10A), de color rojo, para las luces, la radio o el cierre centralizado.

  • Los de 15 amperios (15A) se identifican con el color azul y se utilizan para los limpiaparabrisas, las luces de freno y la bomba de combustible.

  • Los de 20 amperios (20A) son blancos y dan servicio a elementos que necesitan más potencia, como el techo solar o los asientos calefactables.

  • Mientras que los de más de 20 amperios (de 30A son verdes; de 25A, blancos…) sirven para proteger el motor de arranque, el climatizador y los elevalunas, entre otros elementos.

Cambiar un fusible del coche es fácil, solo hay que localizar el que ya no funciona, sacarlo y colocar otro del mismo amperaje en su lugar.

Ahora bien, que un fusible se rompa puede ser síntoma de una avería en el sistema eléctrico del vehículo. Si cambiado el fusible el problema persiste o si se funden varios fusibles a la vez, significa que la tensión de corriente que llega al coche es mayor de la que debe y eso ya lo debe revisar un especialista.