Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

Alonso todavía puede ganar al Dakar (y va a por ello)

Fernando Alonso casco Dakar
No pienses que Fernando Alonso es gafe o que la mala suerte le persigue... el Dakar es así.

Fernando Alonso lo está haciendo bien en su debut en el Dakar. O no. Lo está haciendo mal. Fatal. O quizás no esté tan mal….  Sinceramente, ¡qué más da! En un solo vistazo en internet o en medios de comunicación se pueden leer cualquiera de estas opiniones sobre los primeros días de Alonso en el Dakar. Y es que nos empeñamos en calificar cómo le va al piloto español cada día, mirando solo sus resultados, y a veces se nos olvida qué está haciendo el bicampeón de F1 allí, cómo y por qué lo está haciendo.

Horarios y cómo ver el Dakar 2020 en televisión o internet

Ver un piloto de Fórmula 1 corriendo en el Dakar es un ‘rara avis’ en nuestra “hiper profesionalizada” época, y que sea competitivo lo es aún más. De hecho, en toda la historia del Dakar, solo dos pilotos de F1 han conseguido ganar el rally: el gran Jacky Ickx y Jean Louis Schlesser, a quien le fue bastante mejor en los raids que en la F1.

Como el mismo Alonso dijo hace unos días, antes de empezar el Dakar, no tiene ninguna necesidad de correrlo. No es un acto de marketing y no lo hace por el dinero. Lo hace por superarse, como hizo Le Mans o Indianápolis, sin ser estas carreras algo tan arriesgado como lo es el Dakar, donde hay mil variables a tener en cuenta: no solo tienes que ser competitivo; tienes que tener un buen coche, un buen equipo, un buen copiloto y que la carrera te ‘ayude’. Porque siempre hay piedras en el camino y agujeros en los que puedes caer, y en los que todos los grandes han caído alguna vez. En definitiva, alguien como Alonso tiene mucho más que perder que ganar.

El accidente de Fernando Alonso en la segunda etapa del Dakar 2020 le arrebata las opciones de ganar el rally, si es que las tenía. Hay pilotos mucho más competitivos que él sobre el terreno actualmente, como Sainz, Al-Attiyah, Al-Rajhi, Peterhansel, De Villiers, Ten Brinke, Terranova, Al Qassimi… y solo una rocambolesca situación le habría metido entre los líderes.

Shakedown de Alonso en el Dakar

Durante la primera etapa, Alonso fue undécimo, un resultado fantástico y que muestra sus buenas prestaciones. En la segunda, la del accidente, Alonso había llegado a ponerse tercero. Un registro espectacular. Su progresión es fantástica y eso ya hace que merezca la pena que Alonso esté corriendo el Dakar 2020.

¿Recuerdan cuántos años le costó a Cyril Despres, 5 veces campeón del Dakar en motos, coger el ritmo con el competitivo Peugeot y ganar al menos una etapa? Tres ¿Y a todo un 9 veces campeón del mundo de rallys como Loeb que no ha ganado el Dakar en cuatro ocasiones? Y el gran Carlos Sainz tardó cuatro años en ganar su primer Dakar. No pensemos en lo que le puede costar a Alonso - que viene de los circuitos - adaptarse a este tipo de competición.

Con lo mostrado en apenas un par de días (¡hasta ha reparado un coche tras un accidente!) y después de solo seis meses de preparación, Alonso ha demostrado que va por buen camino y aunque hace unas semanas quien escribe estas líneas veía improbable que Fernando ganase alguna etapa, creo que a este ritmo es posible que lo haga. Los tiempos de la segunda etapa, hasta el accidente, han sido realmente buenos.

Fernando Alonso en la Etapa 1 del Dakar

Pensemos en que ha venido para aprender, progresar, brillar cuando sea posible y llegar a la meta de Qiddiyah el 17 de enero. Si Fernando lo consigue, habrá logrado lo más importante en su debut: vencer al Dakar. Y si vuelve en el futuro (¿de verdad alguien lo duda?) más, mejor… ¡y a por el ‘touareg’!

Imagen principal: A.S.O/C. Lopez

Imágenes artículo: Toyota

Y además

Más de Fernando Alonso en el Dakar