Noticia

Motos

Yamaha V-Max Infrared Yard Built, café racer y dragster

Juan Pablo Esteban

15/02/2015 - 12:33

Si hace unos días os mostrábamos dos ediciones especiales de la V-Max, hoy lo hacemos con otra preparación de lo más espectacular, la Yamaha V-Max Infrared Yard Built del alemán JvB Moto.

Menuda fiesta de cumpleaños se está pegando la Yamaha V-Max. Después de 30 años en el mercado, merecía un homenaje de altura y vaya si lo está teniendo. Junto a las Yamaha V-Max Carbon y Matt Grey que te desvelábamos hace unos días, ahora llega otra edición especial aún más espectacular, la Yamaha V-Max Infrared Yard Built.

En este caso la musculosa motocicleta japonesa se ha prestado para seguir ampliando la gama Yard Built de Yamaha, es decir, aquélla que hace referencia a su programa de personalización llevado a cabo por los customizadores más importantes del mundo. Esta preparación en cuestión ha sido realizada por el estudio alemán JvB-moto (Jens vom Brauck), quien quería transformar la V-Max en una versión con un diseño a medio camino de una dragster y una café racer.

Yamaha VMax Infrared Yard Built

Otra premisa del preparador alemán fue la de preservar elementos claves en la moto original de 1985. Así, las tomas de aire especiales se han fabricado a partir de las unidades de aluminio de serie de la V-Max ochentera. Hay mucho más trabajo llevado a cabo en la V-Max Infrared. Empezando por el frontal, con el guardabarros minimalista a medida, el recubrimiento en fibra de carbono que abraza el faro delantero, los intermitentes Motogadget... Seguimos con unos semimanillares modificados propios de la escena café racer, el cuentarrevoluciones dragster americano firmado por Autometer, o las llantas lenticulares de carbono.

El subchasis de aluminio también fue hecho a mano a partir de elementos de la unidad de serie, mientras que el depósito se trasladó bajo el asiento sin perder ni un litro de su capacidad original. El colín, igualmente fabricado en fibra de carbono por el propio Jens, culmina una moto que como no, encomienda su potente melodía a un escape 4-1 de primer nivel, con un imponente silenciador Temignoni

Para finalizar, la Yamaha V-Max Infrared Yard Built hace otro guiño al pasado basándose en los colores del equipo de carreras de Yamaha allá por 1985, combinando el naranja y negro de forma sublime. Sin duda, un trabajo fantástico con el que te puedes deleitar en esta completa galería de fotos.

También te dejamos un vídeo sobre el proceso de creación de la Yamaha V-Max Infrared:

Lecturas recomendadas

Juan Pablo Esteban

Colaborador

Periodista especializado en las dos y cuatro ruedas... aunque si me dan a elegir ¡mejor en moto!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros