Noticia

Coches clásicos

Viejas leyendas: Ford Capri, el pony car para Europa

Aarón Pérez

14/07/2017 - 11:03

Hoy viajamos en el tiempo a los años 60, 70 y 80 para hablar del Ford Capri, el pony car para Europa. Este clásico estaba basado en el Ford Cortina y fue la apuesta de la compañía del óvalo azul para tratar de reproducir el éxito en el viejo continente que estaba teniendo el Ford Mustang en suelo estadounidense. El Capri se comercializó entre diciembre de 1968 y diciembre de 1986.

No te pierdas: Cinco clásicos con mucho estilo

A lo largo de la historia de Ford hemos conocido infinidad de buenos y malos modelos que han contribuido al correcto desarrollo de industria. El que nos ocupa hoy es el Ford Capri, una vieja leyenda que trató de convertirse en el pony car para el mercado europeo a partir de 1969, cuando fue presentado en Bruselas. El objetivo de la firma americana con el Capri era reproducir el éxito que estaba teniendo el Ford Mustang en Estados Unidos.

El Ford Capri fue presentado en enero de 1969 en el Salón de Bruselas y su comercialización arrancó tan solo un mes después. Se basaba a nivel mecánico en el Ford Cortina y, aunque los diseñadores inicialmente denominaron el proyecto como Colt, no pudieron utilizar este nombre porque estaba registrado por Mitsubishi. Estaba equipado con diferentes motorizaciones que variaban en función del mercado, ya que en territorio continental se utilizaba el motor Taunus V6 con cubicajes de 1.3, 1.5 y 1.7 litros, mientras que en Reino Unido se emplearon el motor Kent de cuatro cilindros y 1.3 y 1.6 litros. Más tarde llegarían las versiones Essex V4 2.0 y Cologne V6 2.0.

Vídeo: probamos la última generación del Ford Mustang:

El éxito del modelo fue tal que a finales de 1970 ya se había comercializado más de 400.000 coches, por lo que en 1972 se procede a realizar un restyling, retocando la suspensión, los faros rectangulares, los pilotos traseros y los asientos, mientras que la gama de motores recibieron cambios y las versiones tope de gama que se comercializaba solo en el Reino Unido, el Capri 3000 GT, se comercializaría también en Europa. En 1973 se registra el máximo de ventas del Capri, con 233.000 unidades ese año, mientras que el Capri 1 millón sadría de la planta el 29 de agosto de ese año. 

La segunda generación del Ford Capri nació en febrero de 1974 y, con motivo de la crisis del petróleo de 1973, Ford decide crear un coche nuevo más apto para el día a día con un habitáculo más grande y un portón trasero de estilo coupé. Se incluyó una mayor longitud y un salpicadero más moderno, aunque bajo el capó había pocas diferencias con el Capri I, ya que contaba con motores de 1.3 litros y 55 CV, 1.6 litros y 72 CV, 2.0 litros y 88 CV, un V6 de 2.3 litros y 108 CV, y un V6 Essex de 3.0 litros y 138 CV como tope de gama.

Una de las ediciones más especiales del Capri II fue la edición John Player Special de 1975, la cual estaba disponible solo en negro o blanco con líneas doradas al estilo de la Fórmula 1 con llantas del mismo color y el interior en beige con alfombrillas negras. Sin embargo, en 1976 caen las ventas y desaparece el modelo 3.0 GT para dar paso al 3.0 S y a la gama Ghia, la producción se limitó a la fábrica de Saarlouis (Alemania) y en Estados Unidos deja de producirse en 1977 con solo 513.500 unidades comercializadas.

Te interesa: Diez coches de 2017 que serán clásicos en el futuro

El ‘Proyecto Carla’ comenzó su desarrollo en 1976 para acabar siendo el Ford Capri III, aunque muchos lo consideraron un restyling del Capri II. Fue presentado como un concept en el Salón de Ginebra de ese año y se comercializó por primera vez en marzo de 1978. Destacó por su aerodinámica, lo que mejoraba el comportamiento y los consumos, al mismo tiempo que su frontal con cuatro faros circulares como seña de identidad. 

Para potenciar las ventas del Capri III en el Reino Unido, donde existía cierto culto por el modelo, Ford decide lanzar el paquete deportivo Ford Rallye y la Serie X con componentes de alto rendimiento, disponible desde 1977 y hasta 1980. Por otro lado, fue considerado uno de los coches más robados en suelo británico e incluso apareció en la serie de la televisión inglesa ‘The Professional’. Su producción llega al final el 30 de noviembre de 1984 en Europa y el 19 de diciembre de 1986 en el Reino Unido con un total de 1.886.647 unidades fabricadas.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Todo sobre Ford

Ford Mustang Mustang Fastback

Buscador de coches