Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: se pone a hacer burnout y se le va a de las manos… ¡casi sale ardiendo!

¡Qué brutalidad!

La potencia sin control no lleva a ningún lado… En este vídeo este conductor se pone a hacer burnout y se le va a de las manos… ¡casi sale ardiendo!

Te interesa: ¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

El burnout, llamado de forma más coloquial ponerse a quemar rueda, mola y mucho. A los fans del motor es una práctica que les vuelve locos. Tiene todo aquello que, sin tener ningún sentido, despierta más sensaciones en un conductor. Un motor revolucionado, el sonido de los neumáticos chillando y una demostración de pura fuerza. Pero, cuidado, si se te va de las manos se vuelve realmente peligroso. 

Provoca una llamarada 

El burnout no es otra cosa acelerar en parado a la vez que se frena, provocando una brutal fricción de la goma con el asfalto hasta que se sobrecalienta y echa chispas y provoca humo. Derrapar la trasera del coche en frenado. Pero claro, si no controlas y te excedes en el tiempo que das gas, te puede pasar esto. 

No te pierdas esto: VÍDEO: ¿Burnout con el coche a dos ruedas? ¿Qué no? Mira...

Lo que sucede es que los neumáticos provocan un exceso de calor, generando, literalmente, fuego en las ruedas. Una vez se provoca el fuego, el conductor sigue acelerando hasta generar una llamarada en la trasera del coche. Se le ha ido de las manos y ha quemado medio coche. 

Drifting

El coche con el que este conductor se pone a quemar rueda como un loco es un Dodge Challenger, un ‘muscle car’ americano. Un gran bloque V8 de 6,2 litros, tracción trasera, opción a cambio manual… Perfecto para disfrutar y ser un poco malo al volante. Pero, bueno, también se puede hacer burnout con tracción delantera y menos potencia, aunque se necesite más habilidad.

Mira esto: VÍDEO: un burnout visto desde una cámara térmica, simplemente espectacular

Sea como fuere, si te vas a poner a quemar rueda, toma este vídeo de ejemplo. La potencia mola, divertirse con el coche está bien, pero con cabeza. Si te pones a hacer burnout y se te va de las manos… Puedes salir ardiendo como este conductor con sus Dodge Challenger.

Más:

Muscle car

Y además