Skip to main content

Noticia

VÍDEO: un burnout visto desde una cámara térmica, simplemente espectacular

¡Impresionante!

Seguramente ya habrás visto burnouts de todos los tipos y colores, pero el de este vídeo tiene algo diferente a todos demás. Lo vas a poder ver a través de una cámara térmica. No habrás visto nada parecido. ¡Vas a flipar! 

No te pierdas: VÍDEO: hacer drift mola, pero con un clásico familiar mola 1.000 veces más

Si eres de los que se queda embobado (a mí también me pasa) viendo un buen derrape, esto te va a encantar. Lo cierto es que ruedas echando humo habrás visto unas cuántas ya, pero visto desde una cámara térmica seguramente no tantas. Es difícil de explicar con palabras. Sencillamente espectacular. 

Un burnout desde una vista muy especial 

Un buen burnout es algo que tiene que probar todo ‘petrolhead’ que se precie. Las sensaciones de pisar a fondo y escuchar como el motor está a tope de revoluciones, mientras tus gomas chillan al quemarse contra el asfalto hay que vivirlas. Pero si no puedes experimentarlo, tranquilo, también puedes verlo, que mola mucho. 

Drifting

Pero en este vídeo, lo vas a ver de una forma que no habías hecho nunca: a través de una cámara térmica. Las ruedas incandescentes deslumbran mientras giran y giran contra el suelo, echando chispas. Según el termómetro del vídeo, llega a calcular 160 grados de temperatura... Una obra de arte. 

Cómo hacer un buen burnout 

Antes de nada, hay que dejar claro que para vivir esta experiencia debes hacerlo en un lugar controlado en el que no haya nada ni nadie a lo que poner en peligro y, que además, tengas unos ahorros para cambiar los neumáticos unas horas después, porque después de hacer un buen burnout, las gomas no quedan para circular de forma segura. 

Mira esto: VÍDEO: ¿Drift de competición a vista de dron? Sí, no te lo pierdas, ¡es brutal!

Ahora bien, si cumples estos requisitos y dispones de un coche potente con un sistema de tracción trasera… Debes prestar especial atención al juego de pies, para cambiar de marcha justo en el momento adecuado para quemar rueda a lo bestia. Y si ya tienes un colega con una cámara de visión térmica que te grabe mientras lo haces, puedes disfrutar de imágenes tan brutales como estas. 

Y además