Skip to main content

Noticia

El Tesla Model X remolca un Boeing

Tesla Model X

Poderío eléctrico.

Para demostrar la fuerza de un coche se utilizan básicamente dos métodos, el tira y afloja del juego de la cuerda que en el ámbito anglosajón se conoce como ‘tug of war’, que puede producir averías importantes, y remolcar, remolcar cuanto más mejor. El Tesla Model X ha optado por la segunda modalidad para demostrar su poderío y, de paso, conseguir un Récord Guinness al remolcar un Boeing 787-9.

El SUV eléctrico se echó a la espalda (nunca mejor dicho) un avión de la aerolínea Qantas Airlines, que al tratarse de un modelo 787-9 supone un peso de 130 toneladas ya que llevaba los depósitos casi vacíos y está descargado de pasajeros y equipaje. En comparación, el Tesla pesa solo 2,5 toneladas. Y por seguir comparando, mientras que el coche supera por poco los 5 metros de largo, el avión llega hasta los 60; y aunque la capacidad de transporte del X está bien, con 5 o 7 plazas disponibles, el Boeing puede albergar hasta a 236 pasajeros. Como último apunte, la autonomía del vehículo de cero emisiones es de unos interesantes 565 kilómetros, aunque palidece en comparación con la aeronave, cuyo alcance supera los 14.000 kilómetros.

Un Tesla Model X remolca un camión en plena nieve

Una vez puesto en su sitio la escala del reto, tiene todavía más mérito ver como el todocamino es capaz de arrastrar durante 300 metros al avión, lo que le ha servido para hacerse con el récord de remolque para un vehículo eléctrico.

La prueba se llevó a cabo en el aeropuerto de Melbourne, aunque no es la primera vez que un avión de la aerolínea y un vehículo de la compañía de Elon Musk coinciden, ya que hace un par de años un Tesla Model S echó una carrera de aceleración a un Boeing 737.

Todo sobre el Tesla Model X

Lecturas recomendadas