Skip to main content

Noticia

Swarovski cubre el Lamborghini Huracán más ostentoso de siempre

Lamborghini Huracán

Tener un Lamborghini Huracán puede no parecerte algo suficientemente exclusivo, tal y como le pasa a Daria Radionova, propietaria de una de las unidades más ostentosas del mundo al haber cubierto su carrocería con no menos de 1,3 millones de cristales de Swarovski.

Para la gran mayoría de vosotros suponemos que tener un Lamborghini Huracán guardado en el garaje sería todo un sueño. Para el que escribe también, no lo voy a negar. Pero no, amigos, no todo el mundo piensa así. Si no, solamente hay que ver el caso de Daria Radionova, una de esas personas que no pasa hambre en el mundo y que reconoce que tiene en los cristales de Swarovski una de sus debilidades. Y como otra es el mencionado modelo de la marca italiana, pues qué mejor idea que unir ambas.

A pesar del origen transalpino del Lamborghini Huracán, esta versión tan brillante hay que atribuírsela en gran parte a Vinceri, una empresa cuya sede se encuentra en el Reino Unido que está precisamente especializada en todo tipo de personalizaciones en las que se utilizan cristales para embellecer el resultado final.

Por único que parezca, el de este Lamborghini personalizado no es el primero que Radionova disfruta. Y es que parece ser que la rusa ya tuvo en su poder hace unos años un Mercedes-Benz CLS 350 de la generación precedente aderezado también con este brillante acabado en su carrocería. Eso sí, a día de hoy ya no le pertenece, ya que lo vendió por eBay por una cantidad de 154.600 libras, que al cambio actual vienen a ser poco más de 171.000 euros.

No te pierdas: Rolls-Royce con llantas de Swarovski: ¿lujo u horterada?

Como curiosidad, podemos contaros también que el mencionado CLS fue cubierto en su día por un millón de cristales de Swarovski, una cifra que Vinceri ha tenido que superar con creces en el caso del Lamborghini Huracán del que hablamos. Según la empresa creadora de esta joya -nunca mejor dicho-, se han empleado no menos de 1,3 millones de piezas de la famosa firma de lujo -y eso que hay partes como el techo que no las llevan-.

En esta ocasión no sabemos lo que ha costado el vehículo, aunque casi sería más interesante saber lo que paga la señorita Radionova por el seguro del mismo. Esperemos que al menos los cristales de Swarovski estén bien pegados a la carrocería del coche, porque aguantar toda la furia de los 610 CV del V10 que equipa el Lamborghini Huracán no es moco de pavo.

Lecturas recomendadas