Skip to main content

Noticia

Motos

Suzuki GSX-R 1000R Phantom, el lado oscuro de la nipona

Suzuki GSX-R 1000R Phantom
Con escape Yoshimura.

La Suzuki GSX-R 1000R es una superbike de infarto, pero siempre es posible rizar el rizo y hacerla todavía más especial. Suzuki UK ha sabido encontrar la manera de hacerlo, recuperando una nomenclatura clásica para la marca y creando la Suzuki GSX-R 1000R Phantom.

El añadido más importante al modelo es el sistema de escape firmado por Yoshimura, un R11 hecho de fibra de carbono y titanio, pero no es el único detalle distintivo: el carenado tiene un acabado negro mate bitono, el asiento del copiloto presenta una tapa de cobertura y tanto las llantas como la horquilla delantera lucen un llamativo tono dorado de contraste.

También monta un conjunto de accesorios de competición, como son los protectores para las manetas en el manillar, el parabrisas ahumado doble y un embellecedor específico para el tapón del combustible.

Por lo demás, es exactamente igual a la GSX-R 1000R, algo que no puede ser otra cosa que bueno. Monta un motor de 202 CV, la suspensión Showa es completamente regulable (horquilla presurizada delante, mono amortiguador detrás), etc.

Y su dotación electrónica es de lo más completa: control de tracción con 10 modos de funcionamiento, ABS, entrega de potencia en tres modos diferentes, launch control, plataforma de medición intercial, caja de cambios rápida…

Ahora bien, la Suzuki GSX-R 1000R Phantom se va a vender de manera exclusiva en Reino Unido, una pena para los aficionados a las dos ruedas a los que haya encandilado su oscura estética.

Su precio es casi 600 euros superior al de la GSX-R 1000R convencional, alcanzando (al cambio) los 20.400 euros en Gran Bretaña. Con todo, es más barata que modelo base en España, donde supera los 22.000 euros.

Etiquetas:

motos deportivas

Y además