Noticia

Coches clásicos

A subasta este Squire Eight prototipo de los años 90

A subasta este Squire Eight prototipo de los años 90

Alejandro Palomo

16/02/2015 - 13:36

Un prototipo de Squire Eight, fabricado en los años 90, sale a subasta después de 20 años en la sombra. Pero no viene solo, sino que salen a la venta con él todas las patentes y títulos legales y comerciales de Squire Motors. ¡Sí, exacto, se vende la marca!

Tras nada menos que 20 años 'en la sombra' este prototipo de Squire Eight, que data de prinipios de los años 90, sale a subasta. Pero no creas que se va solo, sino que el coche se ofrece junto a todas las herramientas de fabricación, patentes, títulos legales y comerciales de la original Squire Motors. Ahí es nada.

Si no la conoces, Squire fue una marca británica de deportivos que apareció durante la Segunda Guerra Mundial y que desapareció tras la muerte de su fundador, Adrian Squire, con tan solo 8 unidades fabricadas y otras dos más esambladas por piezas posteriormente a la defunción de Adrian. Una de esas unidades fue subastada recientemente por más de 600.000 euros.

Pues bien, una vez puestos en antecedentes, este prototipo de Squire Eight, que fue fabricado en aluminio, con suspensiones independientes y un motor V8 de Rover, proviene de los años 90 como un intento de resucitar la marca y colocarla como un equivalente a lo que es hoy, por ejemplo, Morgan Cars. Aunque como ya sabrás, claro, nada de esto fue así.

Ahora, el actual propietario de Squire, (aquí tienes la web con toda la información) viendo que todo quedó en aguas de borrajas por aquel entonces, parece que finalmente lo da por terminado por su parte y ha decidido a vender este 'moderno' Squire Eight junto con todo lo necesario para hacerse cargo de la marca y probar suerte con un nuevo dueño que, quizá, pudiera relanzar el proyecto y resucitar a la compañía. ¿Tú qué crees?

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Buscador de coches