Skip to main content

Noticia

Motor

Sólo para expertos: ¿sabes cuál fue el primer coche híbrido que llegó a Europa?

Honda Insight

Corría el año 1988 cuando Honda decidió apostar por los vehículos eléctricos y aunque la pregunta que os lanzamos es sobre los coches híbridos, ambos están íntimamente relacionados. En ese momento, la marca japonesa empezó a ser consciente de que para llegar a los primeros había que buscar un paso intermedio. Y así es como llegó el primer híbrido a Europa.

Hace 32 años arrancó el desarrollo del Honda EV Plus, o lo que es lo mismo: su primer eléctrico. Este proceso se dilató en el tiempo a lo largo de nueve años y su comercialización fue una realidad entre 1997 a 1999 con un formato de leasing. Sin embargo, en ese momento los coches eléctricos eran algo muy pocos conductores se planteaban y por ello, Honda había puesto en marcha un proyecto paralelo.

Honda Insight

Se trataba de una solución que aunaba lo mejor de un eléctrico y lo mejor de un vehículo con motor de combustión. Efectivamente, hablamos de los coches híbridos. Una tecnología por la que Honda ha apostado en Europa ya que en el Viejo Continente no hay opciones enchufables como sí podemos encontrar en Estados Unidos o en Japón. Un sistema que con el paso del tiempo ha alumbrado tres sistemas híbridos: el SH-AWD, el I-DCD (Intelligent Dual-Clutch Drive) y el I-MMD (Intelligent Multi-Mode Drive), que emplean el Honda CR-V y el Honda Jazz.

El Honda Insight

Para llegar hasta 2020, Honda ha recorrido un camino que inició el mismo año en el que desapareció el EV Plus. Fue entonces cuando presentó el Honda Hybrid VV Concept, un modelo que estaba equipado con un motor eléctrico integrado IMA (Integrated Motor Assist) que complementaba al motor de combustión. Un coche que dejaba entrever la versión final de producción del primer vehículo híbrido que llegó a Europa: el Honda Insight. 

Honda CR-Z

Este hito fue compartido por el Viejo Continente y por Estados Unidos ya que salió a la venta en ambos mercados en 1999. El Honda Insight presumía de una carrocería coupé de dos puertas que escondía un tricilíndrico de 1.0 litros que contaba con la ayuda de un motor eléctrico para el arranque y las aceleraciones. Podía combinarse con un cambio automático CVT o una transmisión manual de cinco velocidades.

Turno para el Civic

El Honda Insight escribió las primeras páginas de la marca en el mundo de la hibridación. Los siguientes capítulos tienen como protagonista a uno de sus modelos más populares. La versión híbrida del Honda Civic llegó en 2002 con la tecnología IMA, que fue evolucionando con el paso de los años hasta que en 2006 aterrizó en Europa. Lo hizo con un motor de doble bujía y un cilindro más que el del Insight, que conseguía que la cilindrada aumentase hasta 1,3 litros. El eléctrico incrementó su potencia de los 10 kW del Insight hasta los 15 kW y en consecuencia la potencia combinada alcanzaba los 115 caballos.

Honda NSX

Los deportivos también pueden ser híbridos

Tres años después, en 2009, la hibridación llegó la reinvención del Honda Insight en su segunda generación para convertirse en una de las berlinas híbridas de la marca en Europa. Y en 2010 hizo acto de presencia el Honda CR-Z: un pequeño deportivo coupé que mantenía la hibridación IMA, pero contaba con una mayor cilindrada (1.5) y un motor eléctrico que pasó de 10 a 15 kW para lograr una potencia combinada de 124 CV.

A todos estos modelos con versiones híbridas se unieron el Honda Jazz en su segunda generación y el icónico Honda NSX. Y es que la marca japonesa quiso demostrar que este tipo de tecnología era apta para cualquier modelo y para ello consiguió combinar en este deportivo un V6 3.5 con un motor eléctrico que movía las ruedas traseras y otros dos situados en el eje delantero. La historia de Honda y la tecnología híbrida escribía un nuevo capítulo, pero no el último.

Honda

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además