Noticia

Seis usados que puedes comprar por menos de 15.000 euros

Seis usados que puedes comprar por menos de 15.000 euros

Noelia López

28/02/2015 - 17:54

¿La familia ha crecido y tu compacto se ha quedado pequeño? No te apures. Te enseñamos seis usados (tres familiares y tres SUV) que puedes comprar por menos de 15.000 euros.

Los seis usados que puedes comprar por menos de 15.000 euros y que protagonizan estas líneas están entre los familiares y SUV más buscados tanto en el mercado nuevo como en el de ocasión. Como aliciente añadido a la compra, te diré que son de los que mejor quedaron en el informe del TÜV 2014 que se hizo público (por desgracia, las ITV en España´ no dan datos) y del que te adelanto una conclusión: los modelos ‘premium’ no siempre son la mejor elección.

Estos son los seis usados que puedes comprar por menos de 15.000 euros:

1. Honda Accord Tourer

Pocos modelos del segmento medio han sido tan ninguneados como el Honda Accord. Solo 194 españoles lo compraron en 2014. Y viendo las numerosas virtudes de este modelo, se merecería estar en lo más alto de la lista de ventas. Un hecho: en nuestro test de los 100.000 kilómetros, un Accord Tourer 2.2 i-DTEC casi se hizo con la máxima nota: 70 puntos de control, y en casi todos salió airoso.

La transmisión estaba hasta el último engranaje libre de marcas por el kilometraje, el primer juego de discos de freno llegó en buen estado a los 100.000 kilómetros, y con aspecto de aguantar unos cuantos más. El colector de escape, el catalizador, el propio tubo de escape no ofrecían pega alguna. Y en el informe TÜV el cómputo de fallos es realmente bajo. Pero ofrece mucho más que fiabilidad: el diésel de 150 CV se mostró en nuestro test potente y silencioso, y aun circulando rápido por autovías alemanas, nunca pasó de 7,3 litros.

El cambio de seis velocidades actúa con exactitud y el rígido tarado de su deportivo chasis lo convierten en uno de los modelos más ágiles de su segmento. Sus debilidades: poco espacio en el maletero y en las plazas traseras y su duro chasis penaliza algo el confort.  

2. Opel Insignia Sports Tourer

El Opel Insignia, con 7.489 ejemplares vendidos en España el año pasado, está en cabeza de su segmento. Y el informe TÜV 2015 de fiabilidad de AUTO BILD deja patente que es una buenísima opción.

En la categoría de cuatro y cinco años se ha hecho con un respetable puesto número 11; su mayor rival, el Passat, baja hasta el 94, para que te hagas una idea. También en nuestro test de los 100.000 kilómetros, un Opel Insignia 2.0 CDTI Sports Tourer jugó un papel destacado y se hizo con la segunda mejor nota posible.

La inmensa mayoría de los compradores optan por el diésel, y por un buen motivo: los gasolina 1.4 Turbo (140 CV), 1.6 (115 CV) y 1.8 (140 CV) tienen un par escaso, y por tanto un rodar perezoso, por no hablar de un consumo algo elevado. El sorprendente diésel tope de gama, 2.0 CDTI biturbo (195 CV desde 12/2011) es aún complicado de encontrar de segunda mano y menos aún por menos de 25.000 euros. Una de las mayores debilidades del Sports Tourer: su maletero solo llega hasta los 1.530 litros. Su antecesor, el Vectra C, cubicaba 320 litros más. 

3. Skoda Superb Combi

¿Buscas un familiar con mucho espacio? Deberías tener en cuenta la segunda generación del Skoda Superb. Desde 2010, los checos lo ofrecen también en versión familiar, que con un máximo de 1.865 litros cuenta con un maletero tan capaz como, por ejemplo, la variante familiar del Mercedes Clase E. Técnicamente, el Superb no es más que un Volkswagen Passat Variant generación B6 alargado en 5,2 centímetros. El Skoda añade por tanto más espacio por menos precio. 

Pero Skoda no ahorra en calidad, como demostró nuestro test de los 100.000 kilómetros: sacó la mejor nota posible. Aunque no todas las variantes ruedan sin presentar problema alguno. Algunos 1.4 TSI han presentado cadenas de distribución defectuosas, de manera que te recomendamos estar atento a ruidos al arrancar en frío o al indicador del motor. La inmensa mayoría ha optado por un modelo diésel. No sorprende si se tiene en cuenta que el TSI más potente puede llegar a los 18 litros si conduces por una carretera secundaria con subidas y bajadas más pronunciadas de lo habitual. Los más recomendables son los TDI a partir de 8/2010, ya que desde esa fecha se adoptó el más suave y silencioso sistema 'common rail' en lugar de la arcaica bomba-inyector.

4. Toyota RAV4

'Recreational Active Vehicle 4-Wheel Drive'. ¿Perdón? Si te decimos RAV4 seguro que caes:. El 1994 se atrevieron con el experimento de cruzar las propiedades de un turismo con las de un todoterreno. Los ingredientes: tracción integral permanente, pequeña carrocería y un ágil gasolina de 16 válvulas. Toyota acababa de fundar un nuevo segmento.

El éxito entre crítica y público fue abrumador. Ya va por la cuarta generación, aquí te traemos la tercera, que se produjo entre 2006 y 2013, y que a diferencia de su predecesores solo se ofrece con cinco puertas. Para la puesta al día del 2/2009 se ofreció una variante con tracción delantera con el motor básico. El resto de la gama lleva tracción integral permanente. Como es 12 centímetros más largo que el modelo anterior, dentro el espacio es excelente. Importante para muchos compradores de SUV: la capacidad de remolque. El RAV4 puede tirar de hasta dos toneladas. Apenas ha dado problemas en el informe TÜV, solo se han encontrado ocasionalmente problemas en los muelles de suspensión y los discos de freno. 

5. Honda CR-V.

Otro Honda más en nuestras recomendaciones. Pero hay un buen motivo: el CR-V está entre los SUV más sólidos del informe TÜV. También ha resultado ser fiable en los típicos elementos que se deterioran en los coches de este segmento, como los ejes, las suspensiones o los frenos de disco. Sus propiedades para el día a día también sorprenden: el 2,2 litros diésel de 140 CV (150 desde 2010) rueda con suavidad, gira con fuerza y te conquista con su homogénea entrega de potencia.

En nuestro test de consumo, el 2.2 i-DTEC de 150 CV gastó 7,7 litros El CR-V también puede tirar de hasta dos toneladas, al igual que el RAV-4. Y es válido para viajes largos: detrás el espacio es muy generoso y delante el suelo plano ofrece un ambiente despejado. Por cierto: la banqueta trasera se desliza 10 cm. ¿No tiene ninguna debilidad el CR-V? La verdad es que sí: su escasa altura respecto al suelo lo limita mucho fuera del asfalto, aunque ese es un mal común en la mayoría de los SUV compactos, que por otro lado no han nacido para hacer campo. Algunos filtros de partículas entran con facilidad en modo de emergencia.

6. VW Tiguan.

Quizá es uno de los SUV compactos más deseados en toda Europa... algo que también se puede aplicar al mercado de segunda mano. Y además, el de Wolfsburgo saca buena nota en el informe TÜV.

Sólo en raras ocasiones se han encontrado fallos en los muelles de suspensión, discos de freno y algunas articulaciones. Sobre todo deben preocuparse los propietarios de los 1.4 TSI: la cadena de distribución se deteriora y sale de su sitio con facilidad, lo que en un caso extremo puede ocasionar un daño irreversible al motor (este mal es común a todos los 1.4 del grupo).La parte buena es que la inmensa mayoría de los propietarios de un Tiguan se decantan por un TDI y desde el principio se ofrecía el silencioso y fiable sistema de raíl común. Mientras que el modelo básico también se ofrece can tracción delantera, todas las variantes a partir de 170 CV se ofrecen con tracción 4Motion. Consejo: quien prevea frecuentes escapadas al campo, que opte por el equipamiento Country, que proporciona un frontal con un mayor ángulo de ataque. Ojo: la capacidad de remolque llega hasta las 2,5 toneladas.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches