Skip to main content

Noticia

Se salta un control policial y, en la huida, termina sumergiendo su coche en una piscina

Guardia Civil
Ni el baño le sirvió como truco para engañar al alcoholímetro

Eran las 4:20 horas de la madrugada del sábado. La Guardia Civil de Tráfico tenía instalado un control de alcoholemia en la A-6, a la altura de la madrileña localidad de Las Rozas cuando un conductor se saltó el control policial y, en la huida, terminó sumergiendo su coche en la piscina de una guardería.

cuesta creer, sí, pero las imágenes publicadas por Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid no dejan lugar a dudas:

 

Según informa la agencia EFE, los bomberos tuvieron que intervenir en el rescate del copiloto que cayó al agua y se fue sumergiendo con el vehículo. Parece que el conductor fue más hábil y pudo abandonar el coche (no se sabe si antes o después de caer agua), aunque fue localizado minutos después en las proximidades.

Las primeras pesquisas apuntan que en su huida el coche golpeó contra un bordillo que le hizo llevarse por delante la valla de la guardería para acabar en la piscina.

Estas dos personas se encuentran heridas leves en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda y una vez les den el alta se les imputarán diferentes delitos, aún por concretar, según las fuentes de la investigación.

Y además