Skip to main content

Noticia

F1

Sainz explica sus problemas en Australia: “era como si me fuesen dando puñetazos”

Carlos Sainz en el box de Renault

Carlos Sainz explica cómo se le complicó el inicio de la temporada 2018 de Fórmula 1 en Australia.

Carlos Sainz sufrió en el Gran Premio de Australia de F1, que abrió la temporada hace poco más de una semana en Melbourne, y no precisamente por lo que sucedió a nivel deportivo, sino por lo que él define como una "especie" de corte de digestión. El piloto español acabó la carrera con mareos y náuseas, con una sensación que “era como si me fuesen dando puñetazos”.

Carlos Sainz en la clasificación de Australia

En una visita este lunes al programa El Hormiguero, Carlos Sainz ha explicado cómo fueron los problemas en su cuerpo que le pusieron cuesta arriba el Gran Premio de Australia de Fórmula 1. El problema con el sistema de agua no fue lo único que dificultó el inicio de temporada del español, que aún así fue décimo y mantuvo por detrás de él a Sergio Pérez, que rodaba a menos de un segundo.

“Fue un corte de digestión”, así lo define Sainz. Y es que no siempre falla la maquinaria de los coches, también puede hacerlo la de los pilotos, y ésta ocasión es un ejemplo. “Media hora antes de la carrera me comí un plátano. Sabía un poco raro y se lo devolví a mi entrenador”, recuerda Carlos, que desde ese momento empezó a sentirse un poco raro.

Ahí, sin embargo, no acabaron los problemas del piloto de Renault F1, sino todo lo contrario. “En carrera llevamos un tubito que nos da agua cuando pulsamos un botón, pero falló y soltaba agua (bebida isotónica), cada vez que aceleraba”, admite Sainz. “No podía quitarme el tubo porque mojaba el micrófono y entonces perdía el contacto con el equipo”, agrega.

Esa sensación duró durante veinte vueltas, pues superada esta distancia Carlos decidió sacarse el tubo de la boca, al sentirse mal por haber ingerido tanta agua. Se mojó el mono, lo que le hizo ir aún más incómodo. Asegura que donde más sufría era en las curvas.

Carlos Sainz en los Libres 3 de Australia

Es como si alguien fuese dándome puñetazos en cada curva, donde soportamos hasta 6G, que es el peso de nuestro cuerpo multiplicado por seis”, ha explicado el piloto, que afronta en 2018 su cuarta temporada en la F1.

Este fin de semana Sainz afronta la segunda carrera de la temporada, donde espera que las cosas le vayan mucho mejor… y eso que en Bahréin no ha puntuado en ninguna de las tres veces que ha tomado parte en esta carrera, aunque en las declaraciones previas al Gran Premio ha admitido que es uno de los grandes premia donde más disfruta por su ambiente.

Imagen: Sutton Motorsport

Lecturas recomendadas