Skip to main content

Noticia

Rocket Bunny RX-7, extremadamente llamativo

Mazda RX-7 tuning

El Rocket Bunny RX-7 aterriza con una pintura especial y un kit de carrocería sorprendente.

Pese a que el Mazda RX-7 no sea un deportivo moderno, este japonés no necesita retoques para parecer más radical. Su estética es capaz de hacer girar cabezas a su paso, con un importante atractivo que su siguiente generación no fue capaz de igualar. Pese a ello, hay quien necesita más picante en este plato, una necesidad que resuelve el Rocket Bunny RX-7. Todo un trabajo tuning al que poco detalle le falta.

No te pierdas: 'Viejas glorias: Mazda RX-7'

El Rocket Bunny RX-7 aterriza con una pintura especial y un kit de carrocería sorprendente. Encontramos paragolpes de diferente diseño, grandes guardabarros y remaches al estilo Liberty Walk. También llama la atención el difusor trasero de generosas dimensiones y el alerón que asegura una correcta aerodinámica o más atención aún.

 

VÍDEO: Visita con nosotros el museo Mazda

Una de las claves de esta preparación son las llantas, las cuales tienen un diseño exclusivo y son fabricadas desde 18 hasta 24 pulgadas. Estas SC20 Classic forjadas de Strasse Wheels cuentan con un acabado brillante, un adorno que cuenta con un diseño que nos hace remontarnos a épocas pasadas. En la unidad que se expone estas llantas son de 18 pulgadas, aunque como decimos pueden hacerse de otras medidas.

Mazda RX-7

Los ajustes continúan en el equipo de suspensión, sistema que rebaja la altura total del vehículo y consigue que el conductor vaya prácticamente a ras del suelo. La pintua igualmente es específica, siendo un tono azul que seguro llama la atención por donde pasa.

Lecturas recomendadas