Logo Autobild.es

Este ridículo alerón delantero que estropeaba el diseño del Lamborghini Countach estaba puesto por una razón

Alerón delantero del Lamborghini Countach
Foto del redactor Álvaro Escobar

Una de las películas de culto automovilístico más importantes del cine es ‘Los locos de Cannonball’, en la que sale un Lamborghini Countach negro con un alerón delantero que no tenía la versión original. Esta esl a razón por la que estaba puesto.

Una de las escenas más míticas del cine es el comienzo de la película ‘Los locos de Cannonball’, en la que se ve un Lamborghini Countach negro al que intenta darle caza un coche de policía. Aquel Countach tenía un alerón delantero que estropeaba su armonioso diseño, pero estaba puesto por una razón.

En concreto, el coche de la película, estrenada el 19 de junio 1981, es un Lamborghini Countach LP 400 S fabricado unos meses antes, en noviembre de 1979. 45 años después, la marca, a través de su departamento Polo Storico, ha querido reunir, por primera vez desde el estreno de la película, a las actrices Adrienne Barbeau y Tara Buckman que lo condujeron.

‘Los locos de Cannonball’ es una de las películas de culto automovilístico más importantes. Se inspiró en la carrera Cannonball real, en la que los coches participantes debían cruzar Estados Unidos, desde Nueva York hasta Los Ángeles, en el menor tiempo posible.

La cinta contaba con un reparto de lujo, con actores como Roger Moore, Dean Martin, Sammy Davis Jr. y Jackie Chan, así como las actrices Farrah Fawcett, y las mencionadas Adrienne Barbeau y Tara Buckman. 

Lamborghini Countach Liberty Walks

La razón por la que el Lamborghini Countach tenía un alerón delantero

El Lamborghini Countach LP 400 S de ‘Los locos de Cannonball’ estaba terminado en negro combinado con una tapicería de cuero Senape (mostaza). Se envió al entonces concesionario SEA de Roma y, desde allí, probablemente se vendiera directamente en Estados Unidos. 

Llegó hasta Florida y acabó en manos de un amigo del director de la película, lo que explica que apareciera en ella. Sin embargo, se le aplicaron una serie de modificaciones, como el alerón con dos faros con el morro, un alerón, tres antenas y 12 tubos de escape en la zaga y dos instrumentos suplementarios falsos delante del asiento del pasajero. 

Después de la película, Lamborghini introdujo el alerón delantero en las unidades comercializadas en Estados Unidos, debido a una normativa de seguridad de la NHTSA (equivalente a nuestra DGT) que prohibía que los faros quedasen a una altura demasiado baja y pudieran romperse con un impacto a menos de 7 km/h, por ejemplo, en una maniobra de aparcamiento.

Para vender el Countach en el país del Tío Sam, en Sant’Agata Bolognese se vieron obligados a añadir el alerón delantero a modo de protección. Posteriormente, se hicieron versiones aún más antiestéticas, con unas defensas en el paragolpes frontal.

‘Registrado’ en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos

Alerón delantero del Lamborghini Countach

Entre las escenas más memorables de la película, está la persecución policial inicial de tres minutos, en la que el motor V12 atmosférico del Countach se incorporó a la banda sonora. 

También durante ese inicio, hay una escena en la que el Countach se detiene bruscamente y Tara Buckman (Marcie Thatcher en la película) se baja para pintar con spray una ‘X’ en una señal de límite de velocidad. 

Estas escenas quedaron grabadas para siempre en la memoria de muchos amantes de los coches, tanto que pasaron a formar parte de la cultura estadounidense y consiguieron que el Countach se convirtiera en uno de los pocos coches ‘registrados’ en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.  

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Curiosidades,