Skip to main content

Noticia

Reto del día, ¿de qué marca era el Trax?

Chevrolet Trax

El SUV compacto nos dejó hace un tiempo.

Vivimos en la edad de oro de los SUV compactos: los del segmento B son la nueva moda, pero hay que recordar a aquellos modelos que fueron de los pioneros y que, por desgracia, no han visto perpetuar su dinastía (al menos en España) para poder llegar hasta hoy. El Trax es uno de ellos pero, ¿de qué marca era?

VÍDEO: Chevrolet Trax Salón París 2012

Hay que retrotraerse hasta 2007 para contemplar su origen, un prototipo de aspecto cuadriculado que casi podríamos comparar con el Kia Soul o el Nissan Cube, pero que finalmente se descartó para, cuando llegó al mercado en 2013, ofrecer un diseño bastante más agraciado.

Se trataba de un todocamino de dimensiones bastante compactas: medía 4.248 mm de largo, 1.776 mm de ancho y 1.674 mm de alto, ofreciendo una batalla de 2.555 mm. Precisamente ese tamaño le confería un aspecto bastante musculoso, con unos pasos de rueda muy definido y un frontal que optaba por una solución que a día de hoy parece algo anticuada: partía la parrilla en dos partes con un listón de la propia carrocería en cuyo centro se encontraba el logo de la marca… una pajarita. ¿Hace falta alguna pista más?

Chevrolet Trax, polivalencia en frasco pequeño

El punto negativo de sus dimensiones era que el Chevrolet Trax no ofrecía un espacio interior excesivamente grande, teniendo cinco plazas hábiles en las que en realidad era complicado meter a cinco adultos, siendo mejor opción instalar solo a dos personas en la fila de asientos trasera.

En el momento de su lanzamiento estaba disponible con tres motores, un diésel 1.7 de 131 CV y dos gasolina, un 1.6 atmosférico de 116 CV y un 1.4 turbo de 140. Podía optarse por una caja de cambios manual o una automática y, algo que no se ve mucho en los modelos del segmento actualmente, entre tracción delantera o integral.

Su desaparición

Hace ya unos años que Chevrolet se retiró de Europa y el motivo fue muy lógico: formando parte de General Motors, igual que por aquel entonces Opel (que a día de hoy pertenece a PSA), ambas marcas se solapaban en el mercado y ofrecían modelos clónicos en los que muchas veces los cambios pasaban básicamente por el reemplazo de los logos y algún que otro retoque estético.

En el caso del Chevrolet Trax su némesis era el Opel Mokka (que más adelante añadiría la X como apellido). Eran básicamente el mismo coche, aunque el ‘chevy’ ganaba puntos por ser un modelo más asequible. A pesar de ello, una vez que el fabricante se replegó y abandonó sus posiciones en Europa, también desapareció.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas