Skip to main content

Noticia

Reto del día: los 5 cambios del Audi A1 2018

Los 5 cambios del Audi A1 2018

Mejor que el previo en todo.

El Audi A1 2018 ha llegado ocho años después del original para mejorar su concepto en todo. El pequeño urbanita cuenta con una imagen más agresiva, más contundente y es, en términos generales, mucho más coches. Encontrar sus cinco cambios no es el reto del día más difícil del mundo, puesto que saltan a la vista, pero vamos a repasarlos.

VÍDEO: así es el nuevo Audi A1 2018, todos los detalles, especificaciones...

Tamaño

Es un modelo muy compacto, pero la nueva generación varía las dimensiones respecto a la primera y, aunque solo sea ligeramente, es algo más grande. El Audi A1 mide 4.030 mm de largo, tiene un anchura de 1.740 mm y una altura de 1.410 mm; mientras que el antiguo tenía una longitud de 3.950 mm, un ancho de 1.740 mm y un alto de 1.420 mm. Cambios sutiles pero que hacen del recién llegado un coche más largo y bajo.

El frontal

Posiblemente la parte que más destaca, puesto que la revisión es total y muy acertada. Si el morro del A1 original era típicamente Audi, con un diseño que se podría tildar de neutro, el nuevo opta por una agresividad manifiesta. La parrilla es más ancha pero menos alta, los grupos ópticos ganan tamaño y horizontalidad, mientras que las entradas de aire del paragolpes crecen y adoptan una orientación vertical. Detalles como las tres hendiduras en la base del capó redondean el conjunto.

Comprar Audi A1, ¿cuál es más interesante?

El lateral

A priori parece que es la zona menos cambiada, pero no es así. Ambos voladizos son más cortos, sobretodo en el eje delantero, la línea de cintura es discontinua, las puertas están cruzadas por un nervio intermedio y aunque el techo sigue siendo de contraste, deja el pilar C del color de la carrocería, eliminando además el pequeño cristal existente para que éste se ensanche.

La zaga

Aunque la anchura de esta generación es la misma que la de la previa, la disposición de los elementos da una sensación de mayor aplomo. El alerón trasero está dividido en dos, los pilotos, con un diseño bastante más llamativo) son algo más finos pero se alargan hasta meterse en la vista lateral del coche, y el discreto difusor es reemplazado por otro bastante más llamativo.

El puesto de conducción

El día y la noche. El de la primera generación era en su mayoría analógico y contaba con una pantalla flotante como consola central, el nuevo la integra mejor en el salpicadero, reduce el número de botones, añade molduras de color que le dan un toque mucho más vistoso y lo que más destaca es la presencia del Audi Virtual Cockpit de 10,25 pulgadas.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas