Skip to main content

Noticia

El rescate de los taxis que propone Cabify lo tendrán que pagar sus clientes

Uber
A razón de cinco céntimos por kilómetro

Mientras Uber insiste en su amenaza de dejar Cataluña si se cumple la amenaza de la Generalitat, Cabify toma las riendas y propone crear un fondo de rescate para los taxistas que pagarían sus clientes.

La posición de las VTC tradicionales: ni con Cabify, ni con Uber, ni con los taxis

Desde que se iniciara el conflicto con los taxistas, Cabify ha querido adoptar una postura conciliadora. En múltiples ocasiones hemos escuchado a sus responsables (autores del lema #EnElFuturoCabemosTodos) decir que ellos no son competencia del taxi sino que lo que buscan es abrir más posibilidades de movilidad para los usuarios de las ciudades.

Propuesta: crear un fondo de rescate para la compra de licencias de taxi

En esta última jornada de paros (en Madrid la huelga indefinida de taxis se mantiene), Cabify ha vuelto a tender la mano a los taxistas. 

La plataforma ha presentado una propuesta formal ante el Ministerio de Industria en la que incluye la posibilidad de crear un fondo de rescate que permita comprar licencias de taxi.

La idea es que todos aquellos taxistas que vean mermadas sus ganancias por el aumento de la competencia puedan poner a la venta sus licencias. El fondo de rescate quedaría en manos de la Administración que se comprometería a comprar las licencias al precio actual (unos 130.000 euros por licencia), a pesar de que el momento de la compra se hayan devaluado.

Cabify subiría sus precios

La pregunta es: ¿de dónde saldrá ese dinero?

La plataforma da respuesta a esta cuestión en el documento que ha presentado ante el Ministerio. Lo que propone es que se cree una tasa de circulación que aumentaría el precio de cada viaje contratado en cinco céntimos por kilómetro recorrido.

Cabify calcula que de esta forma podrían recaudar entre 400 y mil millones de euros al año. Caso de que este dinero no se gaste en la compra de licencias de taxi, se podría destinar a otros fines como la electrificación del transporte o el impulso de la movilidad pública.

"La principal preocupación hoy de los taxistas es que compraron las licencias a un precio muy alto y tienen miedo de que baje», ha explicado el fundador de Cabify, Juan De Antonio. Con su propuesta quieren evitar ese temor y tratar de conciliar el malestar de los taxistas a los que también proponen se unen a su plataforma a través de Easy Taxi.

Y además