Noticia

Renault Clio diésel, ¿cuál es la mejor opción?

Alex Morán

12/10/2017 - 08:06

El compacto francés tiene una amplia oferta de motores de gasóleo, te ayudamos a decidirte por uno de ellos.

Los coches de gasolina están recuperando el terreno que hace años perdieron respecto a los diésel gracias, escándalos a un lado, a una nueva hornada de motores de pequeña cilindrada y con turbo, que combinan prestaciones decentes con una mayor eficiencia. Esto no implica, no obstante, que las mecánicas de gasóleo no sigan siendo preponderantes en nuestro país, formando parte importante de las gamas de la inmensa mayoría de modelos que se comercializan. El Renault Clio es uno de ellos pero, entre todas las opciones, ¿qué Clio diésel es la mejor opción?

El compacto francés oferta tres bloques de gasóleo, todos ellos con el mismo esquema de potencia justa y consumo contenido y, además, disponibles únicamente con cajas de cambio manuales.

VÍDEO: Nuevo Renault Clio

El motor de acceso es el dCi 75, que tiene 75 CV de potencia y se asocia a una transmisión manual de cinco relaciones. No es un prodigio de prestaciones, acelera de 0 a 100 km/h en 14,3 segundos, pero tampoco es su objetivo. Donde destaca es en la eficiencia, homologando un consumo mixto de 3,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 85 g/km. Hay que advertir que estas cifras están medidas según el ciclo europeo (NDEC), que arroja datos poco realistas, teniendo que sumar al menos un litro para ver por donde se encuentra el gasto real del modelo.

Teniendo todas sus características en cuenta, no es un motor muy recomendable a que el gasto del resto de la gama es solo ligeramente superior y este, con solo 75 CV, se queda corto de potencia. En lugar de ello, sería mejor decantarse por el dCi 90, que con 90 CV no va tan apurado, emplea una caja de cinco velocidades y apenas consume mucho más (3,5 l/100 km) y emite más gases (92 g/km).

Pero sin lugar a dudas la mejor opción es la tercera, el dCi 110. Con 110 CV un coche del peso y las dimensiones del Clio va de lo más ligero, pudiendo apretar cuando se necesite y dejándolo relajar cuando se considere oportuno, con el juego extra que da que tenga seis relaciones; y, como puntilla, homologa el mismo consumo que el 90 CV y unas emisiones incluso menores (90 g/km).

Lecturas recomendadas

Alex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.

Todo sobre Renault

Renault

Buscador de coches