Skip to main content

Noticia

Competición

Raül Torras, el Mosso d'Esquadra enamorado de la Isla de Man

Raül Torras Isla de Man
Raül Torras

Al llegar al puerto de Douglas, capital de la Isla de Man, hay un cartel que recibe a los visitantes: "Si no te gustan nuestras reglas, sale un barco cada media hora". Filosofía de vida para los habitantes ante los visitantes pero también para los pilotos que participan en su evento más famoso, el TT Isla de Man: quien corre es porque quiere y sabe a lo que se enfrenta.

Riesgo. No hay otra palabra que defina mejor lo que viven las decenas de participantes en el TT Isla de Man. Éste es el mayor evento que se celebra en una isla de 572 kilómetros cuadrados de superficie, situada en el mar de Irlanda, en el corazón del Reino Unido, y donde tienen la residencia fijada alrededor de 85.000 habitantes. 

El TT es mucho más que una carrera de motociclismo; es una auténtica religión, cuyos fieles aceleran hasta los 300 km/h en un recorrido de 60 kilómetros que discurre por carreteras y pueblos, rodeados por acantilados, edificios, bordillos, vallas... y donde el más mínimo error se paga con la vida. No en vano, en 115 años de historia, han fallecido 260 participantes, tres de ellos este año.

Quien conoce bien el "Snaefel Mountain Course" - así se denomina oficialmente el recorrido - es el único español de esta edición, Raül Torras, piloto integrante del Toll Racing Team, que se enfrenta a su cuarto Tourist Trophy Isla de Man, y lo hace inscrito en cinco categorías distintas, montado en las Aprilia RS 660, Honda CBR 1000 y Yamaha YZF-R6.

Raül, en realidad, ejerce de piloto de motos solo solo unas pocas semanas al año, ya que su principal ocupación es la de Mosso d'Esquadra, donde trabaja en la unidad de Tráfico. Esta labor es, precisamente, la que le permite financiar la pasión que le acompaña desde que era un niño. "Empecé a competir porque desde pequeño he tenido ese deseo. Me apasionan las motos", comenta Raül desde la Isla.

"Aunque parezca lo contrario, porque MotoGP es un espejismo, en España no hay muchas ayudas o patrocinadores que te permitan plantearte ser piloto de motos profesional. Yo trabajo como Mosso d'Esquadra precisamente para vivir y costearme los gastos de las motos", asegura Räul, que este miércoles finalizó decimoquinto en la categoría SuperTwin, montado en una Aprilia de serie.

Raul Torras
Raül Torras

Torras, que es copropietario del Toll Racing Team junto a Carles Ollé, se enfrentó por primera vez al "Mountain Course" en el año 2016, durante su participación en el Manx Grand Prix, un evento en el que los debutantes en la Isla de Man muestran su valía antes de dar el salto al TT. Raül fue sexto "newcomer (debutante)", con vueltas por encima de las 115 mph (185 km/h), y en 2017 pasó al TT.

"Lo más sorprendente de la Isla de Man es la pasión con la que la gente, la organización y los aficionados lo viven", explica el piloto. "Te engancha el reto, el desafiarse a uno mismo, el ambiente, el lugar.... todo".

Preparar una carrera como el TT Isla de Man es algo realmente complicado, ya que la competición se celebra en carreteras que durante el resto del año se encuentran abiertas al tráfico. Raül confiesa que la única forma de entrenar "in situ" sobre el recorrido oficial es con coches de alquiler. Más allá de eso, visualiza vueltas "on-board" o se prepara con el videojuego oficial del TT.

Raül Torras Isla de Man
Raül Torras

La Federación Española no aprueba la participación de pilotos de nuestro país

Desde la muerte del piloto Santi Herrero, que perdió la vida en la milla 13 del Montain Course en 1970 cuando soñaba con la victoria, la Real Federación Motociclista Española no expide licencias para participar en el TT Isla de Man. Pero, aún así, correr sigue siendo posible si se hace junto a otra federación. Räul lo hace como piloto español... con licencia andorrana.

A lo largo de la historia de la carrera, que ya dura 115 años desde 1907 y que solo ha dejado de celebrarse por la I y II Guerra Mundial, el brote de fiebre aftosa de 2001 y el COVID-19, han fallecido 260 participantes. La cifra es incluso difícil de asimilar, pero no por ello la carrera ha dejado de celebrarse. "Estoy aquí porque quiero y porque me encanta", confiesa Raül Torras.

"Es para mí una de mis mayores motivaciones. No necesito que la gente lo comprenda, pero al menos sí que lo respeten", asegura el piloto en unos días en los que la Isla de Man ha copado titulares, y no precisamente por resultados deportivos, sino porque ya van tres muertos en esta edición.

VÍDEO: ¿Cómo reaccionarías si te pasase una moto a 300 km/h a un palmo de ti?

Raül Torras isla de Man
Raül Torras

Hace un par de días, Torras perdió a un buen amigo, el piloto Davy Morgan, que falleció tras un accidente en la Isla de Man, realizando lo que más amaba. "El primer road racer que conocí y el que más me ayudó en mi carrera en 'road racing'. Descansa en paz. Gracias por tu amistad, tus consejos, tu ayuda y tus sonrisas". Horas después, Raül le realizaba el mejor homenaje posible saliendo a pista.

A final de año, Törras volverá a ponerse el mono y el casco para competir en otra de las grandes, el Gran Premio de Macao, una de esas carreras que dan vértigo incluso si la ves sentado en el sofá de casa, y donde el catalán sufrió un duro accidente hace unos años. "Es increíble, es como correr dentro de un túnel. Las barreras "Armco" te dejan sin margen de maniobra, pero es un evento increíble".

Este viernes, el TT Isla de Man llega a su fin y Raül volverá a su pueblo, Sant Hilari Sacalm (Gerona). Dentro de unos días se pondrá el uniforme y saldrá a la carretera para velar por la seguridad de los usuarios de la vía. A quienes exceden los límites de la legalidad, les pediría "que no se jueguen su vida ni la de los demás. Si quieren correr, que lo hagan en entornos preparados".

Otro nombre importante de la Isla de Man, Richard Quayle - ganador en varias categorías en los 90 - dijo una vez en una entrevista al New York Times: "Si Roger Federer falla un golpe, pierde un punto. Si yo pierdo la curva, pierdo mi vida". Eso es la isla de Man. Y si no lo entiendes, ya sabes: sale un barco cada media hora.

Etiquetas:

TT Isla de Man

Y además