Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

Un Range Rover diésel, 27 récords y una mala crítica de Top Gear

Range Rover Diésel Biever Bullet

¿Qué tienen en común un Range Rover diésel, 27 récords y una mala crítica de Top Gear? Una espectacular historia de superación detrás de un fracaso.

Existen miles de historias que han surgido a lo largo de más de 100 años de historia del automóvil, algunas mejores y otras no tan buenas. Hoy te traigo una muy curiosa que une a un Range Rover diésel, 27 récords y una mala crítica de Top Gear. Pero, ¿qué tienen en común un todoterreno, una serie de récords registrados en solo tres días y una crítica negativa del famoso programa de televisión de la BBC?

No te pierdas: Range Rover, ¿tres o cinco puertas?

Para conocer la conexión entre estas tres partes debemos remontarnos a los orígenes del famoso programa, en una época anterior a Jeremy Clarkson incluso. Eran los primeros días en antena de Top Gear en el año 1986 y el conductor del programa, el presentador principal, era Chris Goffey, un afamado y reconocido periodista de motor con una gran influencia en el panorama británico.

Vídeo: Así funciona el Range Rover Sport Plug-in Hybrid: 

La historia de ‘Beaver Bullet’ y sus 27 récords

Bien, a manos de Goffey llegó un Range Rover Turbo Diésel de la época y, tras realizar la pertinente prueba, el presentador arrojó una pésima puntuación y una crítica negativa, alegando que el motor diésel VM de 2.4 litros era menos refinado que la unidad de gasolina V8 de 3.5 litros que también estaba disponible, entre otros detalles. La historia cuenta que esto no caló demasiado bien en Land Rover y, más conociendo la manera en la que había llegado el coche a la prueba del presentador.

Según cuenta la leyenda, el Range Rover nunca pasó la inspección previa de la compañía, ni fue meticulosamente preparado por el departamento de prensa de Land Rover, lo que contribuyó a que obtuviera una mala crítica por parte de Top Gear. Según cuenta Gary Pusey, director de contenido de Land Rover Legends, el equipo detrás del desarrollo del coche estaba considerablemente decepcionado por la cobertura negativa de los medios acerca del Range Rover diésel.

“A un gerente de Land Rover que se dedicaba al mundo de la competición se le ocurrió la idea de llevar a cabo una serie de carreras de coches diésel y registros de resistencia, lo que ayudó a que el proyecto cogiera impulso”, agrega Pusey. Para ello, la compañía desarrolló dos unidades idénticas del Range Rover, el cual apodó ‘Beaver Bullet’, y los llevó al circuito de MIRA, donde consiguió batir 27 récords de velocidad y resistencia en tan solo tres días.

Fue un logro aún mayor si tenemos en cuenta que los miembros del equipo responsable de batir estos récords eran voluntarios no remunerados que trabajaban en su tiempo libre. Se llevaron a cabo una serie de modificaciones, como dos compuertas de llenado de combustible en el portón trasero, una jaula antivuelco y la eliminación de los asientos del acompañante y los pasajeros traseros, entre otros.

Range Rover Diésel Biever Bullet

Tras conseguir estos registros, la reputación del Range Rover Turbo Diésel mejoró a nivel internacional, siendo uno de los coches 4x4 más exitosos en los países de Europa continental. Sin embargo, la unidad VM de 2.4 litros no gozó de gran aceptación en el mercado local del Reino Unido, lo que llevó a la compañía reemplazar el motor por uno nuevo de 2.5 litros en 1989.