Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba del Volkswagen Tiguan Allspace con el nuevo 2.0 TDI... tirando de un remolque

VW Tiguan
Nota

9

Para cumplir la Euro 6, se ha tenido que revisar nuevamente el motor del Volkswagen Tiguan 2.0 TDI. Esto le ha beneficiado cuando se trata de arrastrar peso

El ‘dieselgate’ sigue teniendo impacto. El engaño de los fabricantes de automóviles en la medición de las emisiones se puede sentir en una gama cada vez más reducida de automóviles compatibles con remolques. El diésel sigue siendo la fuente de energía preferida para los vehículos de remolque, como comprobamos en esta prueba del Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TDI.

VIDEO

VÍDEO: Volkswagen Tiguan 2020, más conectado y eficiente que nunca

Y es que los motores de gasolina, también los de Volkswagen, empiezan a beber mucho con cargas altas; Los híbridos suelen tener muy poca capacidad de remolque; y un eléctrico puro con remolque, sencillamente, no tiene suficiente autonomía.

Motor

Por lo tanto, no es de extrañar que el SUV más vendido de Alemania, el Tiguan, todavía se compre en más de un 50% con diésel, a pesar de la incertidumbre de los clientes y los cuellos de botella en las entregas.

 

Tenemos entre manos una versión con el diésel más potente, el 2.0 TDI que rinde ahora con 200 CV, nuevamente con dos toneladas en la pista de pruebas de vehículos de remolque; esta vez en la versión Allspace con más espacio.

Tracción en las cuatro ruedas recién ajustada

Los esfuerzos para lograr un bajo consumo estándar ya se notan cuando se comienza a rodar con un remolque: para tener un mejor desempeño en la medición, Volkswagen ahora ha ajustado la tracción total semipermanente para que el eje trasero solo ayude cuando el pedal está presionado a fondo… o cuando ya existe un deslizamiento significativo en el eje delantero.

Así, cuando arrancas moderadamente con un remolque, las ruedas delanteras comienzan a silbar, antes de que se proporcione un empuje desde atrás: no es lo más refinado del mundo, pero sí muy eficaz. 

En cambio, si pisas el pedal a fondo, todo irá mejor; la tracción a las cuatro ruedas ya está ahí inmediatamente en cuanto arrancas, algo que hace sin ningún problema, incluso en pendientes pronunciadas.

Motor del Tiguan

Los valores medidos de aceleración muestran mejoras significativas, a pesar del peso adicional en comparación con el Tiguan de longitud normal, que medimos con el TDI de 190 CV: en el índice general, ha subido del puesto 102 al 59. 

Esto también garantiza una mejor calificación general, a pesar del consumo un 1,6 por ciento más alto, porque los otros criterios se han mantenido sin cambios.

Barrido Tiguan

Comportamiento de conducción

Al volante y una vez en marcha, es irreprochable: el Allspace parece un poco más estable que el Tiguan normal y difícilmente puede ser perturbado incluso en maniobras evasivas bruscas.

El enganche de remolque plegable es ejemplar. No estamos tan contentos con los retrovisores exteriores, que no son especialmente grandes y cuyo borde hace que, según el tipo de retrovisor adicional, la ajustabilidad sea limitada.

Maletero Tiguan

El nuevo sistema de infoentretenimiento tampoco está muy afinado: en el coche de prueba, varias funciones, como la conexión Bluetooth para el teléfono y el audio en ‘streaming’ fallaron repetida y espontáneamente.

Factores para decidir la compra

La renovada revisión del 2.0 TDI le ha sentado muy bien al Tiguan, y ahora tira con mucha fuerza. Lo único mínimamente criticable de este coche es el nuevo sistema de infoentretenimiento. Pide a gritos una actualización de ‘software’. 

Conclusión

Lo mejor

Capacidad de arrastre, comportamiento, prestaciones, confort, espacio

Lo peor

Precio elevado, sistema de infoentretenimiento poco afinado

Etiquetas:

SUV compacto

Y además