Skip to main content

Noticia

Tu próximo examinador del permiso de conducir podría ser un guardia civil

Autoescuela, examen de conducir

Al director general de Tráfico, Pere Navarro, se le ha ocurrido una solución para reducir el problema de las autoescuelas: que guardias civiles en reserva trabajen como examinadores del permiso de conducir. De momento es solo una idea, pero ambas partes (DGT y Dirección General de la Guardia Civil) están de acuerdo con lo que hay muchas opciones de que la medida salga adelante.

Tráfico y los examinadores llevan meses tratando de encontrar una solución a sus problemas laborales. Los examinadores se quejan de que la plantilla es cada vez más reducida y que no han recibido las subidas salariales pactadas. Esto ha dado lugar a varias jornadas de huelga que han provocado un tapón en el número de exámenes que la propia DGT ha cifrado en unas 300.000 pruebas atrasadas

La solución para Pere Navarro pasa por ampliar la plantilla de examinadores. Pero como las cosas no están para pedir más dinero, lo hará de manera que no tenga que contratar a nuevos trabajadores.

Guardias Civiles en reserva 

La opción que plantean desde la DGT es sacar a guardias civiles en reserva de sus casas para ponerles a trabajar como examinadores de tráfico.

Ahora bien, ¿qué son los guardias civiles en reserva? Desde la Dirección General de la Guardia Civil explican que todo agente pasa por varias etapas durante su vida laboral: en activo, reserva, retiro... El guardia civil en reserva es aquél que ha superado los años que le corresponden en activo (normalmente hasta los 61), pero todavía no ha alcanzado la edad de pasar a retiro (suele ser a los 64). Mientras está en reserva, "pasa a estar a disposición del Ministerio del Interior, pero en su casa y con posibilidad de ser rescatado". Durante ese tiempo pueden ser empleados en actividades "de menor actividad", normalmente como apoyo a otras administraciones.

Guardia Civil de Tráfico

La Dirección General de la Guardia Civil también explica que el acuerdo es beneficioso para ambas partes. La DGT podría aprovechar la experiencia de los agentes en materia de Tráfico y los guardias civiles en reserva podrían ser rescatados y ver aumentado así su sueldo a final de mes (en reserva pierden algunos pluses). Esto sería atractivo para ellos ya que aceptar o no la labor es decisión voluntaria.

Queda todavía por ver si la medida sigue adelante y, sobre todo, en qué condiciones. Los altos mandos de la Guardia Civil suponen que los agentes que desempeñen las labores de examinadores deberán recibir algún tipo de formación, pero "será menor que la de los examinadores".

Y además