Skip to main content

Noticia

La prohibición de circular por Madrid Central se retrasa una semana

Madrid Central

El Ayuntamiento de la capital ha anunciado que la puesta en marcha de Madrid Central, esa zona donde los vehículos no autorizados no podrán circular, se retrasa del 23 al 30 de noviembre para evitar que coincida con el Black Friday, lo que supondría pérdidas para los comerciantes de la zona.

Madrid Central entrará en vigor una semana más tarde de lo previsto. El Ayuntamiento de la capital de España ha aceptado las peticiones de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), que solicitó una demora desde el 23 hasta el 30 de noviembre para que no coincidiese con el Black Friday, una jornada de importantes rebajas en todos los comercios llegada a nuestro país hace unos años desde Estados Unidos.

Madrid central mapa

Rita Maestre, la portavoz municipal de Madrid, ha asegurado que se ha tomado en cuenta esta petición porque “es una modificación bastante leve que no afecta al conjunto del proyecto y a la salud de los madrileños. Nuestra voluntad es aplicar Madrid Central y proteger la salud de los madrileños”.

No te pierdas: El 'pastizal' que ha recaudado Correos con las etiquetas de la DGT

Para que Madrid Central afecte lo menos posible a los ciudadanos se hace totalmente necesaria una mejor coordinación de los diversos transportes públicos, así como un refuerzo en el metro que evite sus constantes averías, que tienen como consecuencia una reducción de las frecuencias de paso. “Ello se ha debido a que no se ha comprado nuevo material y que se han vendido más de 100 vagones. Estamos a su disposición para financiar y colaborar para que esa competencia que ejerce en solitario la Comunidad de Madrid funcione”, continúa Maestre.

El próximo día 29 de octubre el equipo de gobierno prevé realizar una junta extraordinaria con el fin de aprobar de manera definitiva Madrid Central. Una vez que esto se produzca, las multas previstas por acceder de forma ilegal a esta zona serán de 90 euros. No obstante, los dos primeros meses serán meramente informativos para que los ciudadanos se vayan acostumbrando al cambio. Además, para acceder al centro será obligatorio portar la etiqueta medioambiental, salvo en un primer momento para los residentes.

Lecturas recomendadas