Skip to main content

Noticia

Pregunta a la Policía una dirección mientras conduce un coche robado

Honda Accord Robado

Un conductor pregunta a la Policía una dirección mientras conduce un coche robado. Los hechos han tenido lugar en Tuolumne, California, donde los agentes iniciaron una persecución al percatarse de que el Honda Accord había sido robado. El sospechoso fue detenido tras 43 kilómetros de persecución.

No te pierdas: Mujer de 81 años protagoniza una persecución de película

Robar un coche es una mala idea, pero hacer lo que hizo este conductor es aún peor, ya que preguntó a la Policía una dirección mientras conducía un coche robado. Los hechos tuvieron lugar en Tuolumne, California, después de que Ryan Ashlock, que conducía un Honda Accord robado preguntara a la policía por la dirección que debía tomar para llegar a Sonora.

Vídeo: un Porsche Cayman perseguido por seis drones:

Lo que podría parecer un simple gesto de ayuda ciudadana, desencadenó una persecución de 43 kilómetros. El agente al que había preguntado la dirección decidió consultar la matrícula del coche, descubriendo que había sido robado. Cuando encendieron las sirenas del coche patrulla, Ashlock inició una fuga en la que chocó contra un coche de Policía y quedando muy cerca de volver a chocar contra un SUV que se encontraba estacionado en ese momento.

Aunque el agente no resultó herido en el accidente, su coche quedó fuera de servicio, mientras que los refuerzos, que habían sido solicitados en el momento en el que descubrieron que el coche había sido sustraído, prosiguieron tras el Honda durante 43 kilómetros. Gracias a una banda de clavos lograron que el Accord se detuviera, mientras que Ashlock no estaba dispuesto a detenerse, por lo que en el momento en el que iba a iniciar una persecución a pie, fue finalmente detenido por los agentes de la Patrulla de Carreteras de California. Ahora se enfrenta a diferentes cargos por posesión de vehículo robado, fuga y asalto con un arma mortal.

Fuente: Jalopnik, Foto: Facebook

Lecturas recomendadas