Skip to main content

Noticia

Motor

El Plan Renove ha mandado ya más de 110.000 coches al desguace

Coches en desguace

Se activó a mediados de junio y, desde entonces, el Plan Renove ha mandado más de 110.000 coches al desguace. La cifra es de Faconauto, patronal de concesionarios, que calcula que cuando termine el año serán cerca de 210.000.

El Plan Renove es uno de los dos paquetes de ayudas a la compra de vehículos lanzados por el Gobierno en su intento por impulsar la industria automovilística seriamente afectada por la COVID-19, por un lado, y renovar el parque móvil nacional, por otro.

España cuenta con uno de los parques móviles con más años de Europa: la media nacional es de 12 años. Esto se traduce en coches más contaminantes y menos seguros. Y es por esto que el Ejecutivo ha creado un plan de impulso a la industria automovilística con seis líneas de acción, entre las que destaca la destinada a incentivar la adquisición con dos paquetes:

  • Plan Moves II, con 100 millones de euros destinados a impulsar la movilidad eficiente. El dinero se utiliza para financiar la compra de vehículos eficientes (especialmente coches eléctricos), la instalación de puntos de carga, la implementación de sistemas de alquiler de bicis eléctricas y la creación de planes de movilidad sostenible en las empresas. En este enlace tienes todo lo que debes saber para solicitar las ayudas del Plan Moves 2020
  • Plan Renove, con 250 millones de euros de presupuesto, financia la compra de todo tipo de vehículos, incluidos de los diésel y de gasolina; la cuantía de la ayuda depende, eso sí, del tipo de propulsión siendo los más eficientes los que reciben mayor subvención

En este vídeo tienes todos los detalles de los planes de ayudas:

El Plan Renove manda al desguace más de 110.000 coches

El Plan Renove se activó a mediados de junio. Faconauto calcula que los concesionarios españoles han recibido más de 110.000 solicitudes que deben estar acumulando polvo en una mesa a la espera de que la Administración active la plataforma digital a través de la cual se tramitarán las peticiones. Dado que para optar al Renove es condición imprescindible entregar un vehículo usado con, al menos, 10 años de antigüedad que será inmediatamente achatarrado, el plan de ayudas supone que más de 110.000 coches viejos están ya en el desguace (o a punto de llegar).

La patronal de concesionarios calcula que de aquí a que acabe el año se sumarán otro 100.000 pues esperan que el Renove sume en 2020 más de 210.000 peticiones. Faconauto calcula que el Plan ha generado una demanda añadida (compradores que no pensaban cambiar de vehículo, pero que lo han hecho animados por los incentivos oficiales) de unas 28.000 matriculaciones, que superarán las 56.000 hasta final de año. De esta manera, la eficiencia del Renove se sitúa en el 25%, cinco puntos más del obtenido por el Plan PIVE, el último de similares características. 

Faconauto ha advertido que será complicado ver de nuevo en el último tramo del año crecimientos de las matriculaciones, principalmente porque la demanda embalsada durante el estado de alarma ya se ha materializado. El sector, ha indicado, no podrá superar este ejercicio el parón de ventas provocado por la pandemia, y el mercado caerá un 32%, con 853.000 unidades. La caída, sostiene la patronal, se hubiera acercado al 40% sin la influencia positiva.

La patronal predice que el mercado se recuperará el año que viene, cuando crecerá un 24%, volviendo a superar el millón de matriculaciones y quedándose un poco por debajo de las cifras del ejercicio 2019 del Plan Renove 2020. 

Y además