Noticia

Las multas en el extranjero se retrasan

Las multas en el extranjero se retrasan

Ignacio Ortihuela

07/11/2013 - 12:14

Las multas en el extranjero se retrasan. España aún no ha transpuesto la norma europea que pretende permitir el intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico y su persecución en el país de residencia del infractor. Entre 875.000 y un millón de denuncias por infracciones cometidas por conductores extranjeros en nuestras carreteras quedan impunes.

El intercambio transfronterizo de información sobre multas por infracciones de tráfico aún sigue siendo una utopía, a pesar de los intentos de la UE para que todos los países miembros adapten sus normativas. En las carreteras europeas se cometen al año miles de infracciones que quedan impunes por falta de una norma que permita perseguir a los infractores fuera del territorio donde lo han cometido.

Del 5% de los vehículos que circulan por las carreteras europeas son residentes en otro país, y de ellos, entre un 2,5% y un 30% no respetan las normas de circulación. La DGT recaudaría más de un millón de euros si pudiera tramitar las multas impuestas a los infractores extranjeros en nuestro país, que son entre 875.000 y un millón. “Una de cada cuatro infracciones por exceso de velocidad no se tramitan y se tienen que tirar a la papelera porque se han cometido con vehículos matriculados en otros países de la UE”, informa la organización de Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Algunas de las infracciones de tráfico cometidas en el extranjero que dejarían de quedar impunes son: exceso de velocidad, no llevar el cinturón de seguridad, saltarse un semáforo en rojo, conducir bajo el efecto del alcohol o las drogas, hablar por teléfono al volante, circular por una vía no permitida y no respetar la distancia de seguridad. Las sanciones por estacionamiento, sin embargo, sí quedarían fuera del ámbito de esta medida.

En el año 2011, representantes de la comisión de Transportes del Parlamento Europeo, de la Comisión Europea y de la presidencia de la UE alcanzaron un acuerdo de base para que las multas puestas en países extranjeros pertenecientes a los Veintisiete no se perdieran por el camino y aseguraron que la medida tardaría años en entrar en vigor. Por aquel entonces, los objetivos principales eran: conocer la titularidad de los vehículos con los que habían cometido la infracción, y requerir el directamente el pago de la multa a aquellos sin necesidad de acudir a las autoridades de tráfico del país de origen.

A pesar de que hoy vence el plazo fijado por la Directiva 20117/82/UE para que los países adapten su normativa, de manera que ésta permita el intercambio de información sobre multas por infracciones de tráfico, muchos países aún no se han pronunciado, como es el caso de España. En Agosto, la DGT anunció un acuerdo con Francia para perseguir las infracciones de velocidad; sin embargo, y como señala el presidente de la AEA Mario Arnaldo, “el Consejo de Ministros aún no ha transpuesto la norma europea y las infracciones cometidas por extranjeros en España siguen quedando impunes.”

Fuente: Automovilistas Europeos Asociados (AEA)

Lecturas recomendadas

Buscador de coches