Skip to main content

Noticia

Motor

Opel Corsa, ¿gasolina o eléctrico, cuál es más comprable?

Opel Corsa
La respuesta parece obvia.

La actual generación del Opel Corsa ha supuesto un antes y un después para el modelo por ser la primera que ofrece en su gama una versión eléctrica. Tiene sus pros y contras respecto al resto de variantes de combustión, pero hay un punto en el que, a priori, es mucho peor que un Corsa de gasolina: el precio. Es más caro, así que es menos comprable, pero, ¿es realmente así? Vamos a fijarnos en ciertos puntos para comprobarlo.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

VÍDEO: Opel corsa 2019, primera toma de contacto

El precio

Si hablamos de adquirir un vehículo, es su precio uno de los puntos clave (por no decir el principal) que influye en lo fácil o difícil que sea de comprar. En este caso, como en cualquiera en el que comparemos un vehículo de combustión y uno eléctrico, el cero emisiones es mucho más caro, pero por una diferencia abismal.

La tarifa de partida del Opel Corsa de gasolina es de 12.450 euros, cantidad que nada tiene que ver con la que hay que desembolsar para hacerse con el eléctrico: 28.650 euros, más del doble.

Viéndolo desde esta óptica la decisión para sencilla, pero hay que tener en cuenta otro factor: las versiones de acceso de uno y otro también son distintas entre sí, así que vamos a poner frente a frente a las variantes equivalentes entre ambas mecánicas.

Prueba del Opel Corsa: ¡el renacimiento de un mito!

Versiones a la par

Y es que el barato precio de acceso del Corsa de gasolina corresponde al motor más pequeño de la gama, un 1.2 de 75 CV que se combina con una caja de cambios manual de cinco velocidades, y al acabado más básico posible, el Edition.

Sin embargo, el Corsa eléctrico se ofrece con una mecánica de 100 kW, equivalente a 136 CV de potencia, con una batería de 50 kWh de capacidad y cambio automático. También está disponible con tres acabados (específicos para esta versión), siendo el de acceso el Selection-e.

Por eso, vamos a ver cuánto cuesta el Opel si buscamos la versión de gasolina más pareja a la de cero emisiones. Para ello hay que elegir el motor más potente de la gama, el 1.2 de 130 CV (aún así se queda un poco corto), equiparlo con la caja de cambios automática de ocho velocidades y optar por el único acabado con el que está disponible, el deportivo GS Line. Con dicha configuración el precio asciende hasta los 18.800 euros.

¿Cuál es más comprable?

Como es lógico, el gasolina, pero hay que tener en cuenta que, además del desfase de precios que todavía hoy existe entre los coches eléctricos y los de combustión, hay que tener presente que, además, estos últimos suelen tener en su gama versiones con potencia y equipamiento inferiores, lo que ayuda a agrandar todavía más la brecha. Es por eso que es recomendable comprar los precios entre versiones similares entre sí.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además