Skip to main content

Noticia

El nuevo B-SUV de Ford ha sido cazado otra vez

B-SUV Ford

Phocarmedia

El nuevo B-SUV de Ford ha sido cazado otra vez mientras se somete a una sesión aún temprana de su programa de pruebas antes de ser presentado oficialmente.

Ford está trabajando en un modelo completamente nuevo que entrará de lleno en el segmento de los crossovers de segmento B, como muestran estas nuevas fotos espía. Y es que el nuevo B-SUV de Ford ha sido cazado otra vez mientras se sometía a una fase temprana de su programa de pruebas antes de ser presentado oficialmente. Los detalles son aún reducidos, pero poco a poco se deja ver. 

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Como adelantan nuestros compañeros de Motor.es, el nuevo B-SUV ha sido fotografiado con la que es su carrocería de producción, aunque aún faltan algunos componentes que deben pulir y dar forman. El nuevo modelo, que ocupará el hueco dejado en la alineación de modelos por el Ford B-Max y será una alternativa más económica al Ford EcoSport, aún tiene un largo año de desarrollo por delante antes de llegar al mercado.

Vídeo: Ford Fiesta ST 2018, ¿y si lo exprimimos... en una cueva?:

Un nuevo B-SUV de Ford está en camino

Como muestran las imágenes espía, las formas serán completamente diferentes en el nuevo B-SUV y se alejarán de lo que ya nos mostró el Ford Fiesta Active. En las fotos podemos ver una gran parrilla para el radiador que baja hasta el extremo inferior del parachoques y que queda dividido en dos secciones. El parachoques en sí también muestra algunos espacios adicionales que podrían dar lugar a unos faros secundarios, ya que los principales se encuentran en la parte superior. 

El techo presenta una ligera caída hacia la parte posterior, donde encontramos un pequeño spoiler y un portón del maletero de formas planas con el grupo óptico, aparentemente de LED, montado en posición superior. El parachoques posterior, de nuevo, presenta aberturas que podrían indicar la posición de elementos adicionales, aunque también podría ser una estrategia de los ingenieros para despistarnos, además de la función que ya desempeña el camuflaje. 

Tomará la base técnica del Ford Fiesta y el interior, aun en una fase inicial de su desarrollo, presenta unas formas que distan demasiado de lo que nos ofrece el utilitario de segmento B. No encontramos, por ejemplo, la característica pantalla de estilo flotante, mientras que una moldura en negro brillante rodea tanto la consola central como la zona del cuadro de instrumentos, inmediatamente detrás del volante.

Te interesa: Prueba del Ford Fiesta Active: más que un salto de altura

El nuevo B-SUV de Ford, que aún no tiene comercial asignado, estará basado en el Fiesta y ofrecerá un espacio interior algo más amplio que el de la versión Active del utilitario. La gama mecánica estará compuesta por motores diésel y gasolina de tres y cuatro cilindros con 1.0 y 1.5 litros, existirán transmisiones manuales y automáticas asociadas, y podría ofrecerse alguna versión con tracción total, aunque no es una norma dentro del segmento B-SUV.

Fotos: Phocarmedia & Motor.es

Etiquetas:

SUV

Y además